miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

38 avisos sin atender y bares abiertos por falta de policías

El sindicato Sppme y vecinos del Centro se quejan de la situación

el 26 jul 2010 / 19:37 h.

TAGS:

Dos policías de paisano regulando el tráfico.

Un total de 38 llamadas sin atender por parte del Grupo Giralda -que controla las zonas comerciales y turísticas-, una carta de la asociación de vecinos Estación de Córdoba al alcalde quejándose de que nadie acudió a sus denuncias por ruidos nocturnos y el malestar de la Policía Nacional por haber tenido que asumir trabajo de los municipales dan idea del fin de semana que ha vivido la Policía Local, escasa de efectivos al negarse los agentes a hacer horas extra porque no tienen garantías de que vayan a cobrarlas.


El sindicato Sppme denunció ayer que ante la falta de policías, casi todos los disponibles se destinaron a la Velá de Triana, y se dejaron de cubrir servicios como el del Giralda. El teléfono del grupo, apagado porque a los agentes se les pidió que fueran de uniforme y se les envió a regular el tráfico a la Velá de Santa Ana, tenía 38 llamadas perdidas cuando lo encendieron ayer.


Este periódico localizó a uno de los establecimientos afectados, una conocida marca de ropa del Centro que trató de contactar con los agentes el sábado por la tarde, al descubrir que un grupo de carteristas habituales de esta zona comercial rondaba alrededor de la tienda. "No estaban operativos, y es verdad que me pareció extraño, porque hasta ahora siempre que los había llamado me habían atendido. Es la primera vez que me pasa", explicaba el vigilante de seguridad, que añadía que, al no responder el teléfono al que suele llamar, no alertó a la Policía Nacional, con lo que las carteristas pudieron seguir a sus anchas. "Yo tenía que seguir atendiendo a mi negocio y la verdad es que no llamé más", admitió.


La presidenta de Estación de Córdoba, Lola Dávila, también registró ayer una queja en el Ayuntamiento en la que lamentaba "el descontrol de bares con veladores que cerraban pasadas las cuatro de la madrugada en la Alameda y botellones descontrolados por varias zonas del Casco Antiguo". Dávila llamó el jueves a la Línea Verde, que se encarga de controlar las licencias de apertura, el horario de cierre o los ruidos que provocan los locales, pero le dijeron que no había nadie para cubrir ese servicio, que se monta íntegramente con horas extra.


"Los dueños de los bares estaba informados de que no iba haber presencia de Policía Local (Línea Verde) y nadie les obligaría a cumplir con el horario de cierre", lamenta el documento.


Las quejas han salpicado a la Policía Nacional: el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) y la Unión Federal de Policía (UFP) pedirán hoy explicaciones a sus jefes porque durante el fin de semana han tenido que hacer diligencias de la Policía Local. Ambos cuerpos comparten la Inspección Central de Guardia, donde se redactan los informes de los incidentes que se atienden. La Policía Nacional tiene seis o siete agentes y la Local dos, pero el servicio se cubre con horas extra, por lo que desde el viernes por la tarde hasta el domingo por la tarde no hubo ningún agente en las oficinas municipales. Cuando llegaban policías locales con un detenido o después de atender un accidente de tráfico, los nacionales tenían que redactar las diligencias que se envían al juez. "Vamos a pedir explicaciones al comisario provincial porque esto no puede repetirse", se quejaba ayer Antonio Jurado, de la UFP. El secretario provincial del SUP, Manuel Espino, iba más allá: "Nosotros no somos responsables de las disfunciones que tenga la Policía Local". Espino, que elevará el asunto al jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, lamentó que "este fin de semana se ha saturado el servicio, porque ni siquiera se avisó de que no iba a haber policías locales, y eso hace que sufra la seguridad ciudadana", ya que los policías que estén de servicio y tengan que esperar ante una inspección de guardia colapsada no estarán patrullando en la calle.


El Sppme asegura que aunque "por suerte" no hayan ocurrido incidentes graves, además de estos servicios sin cubrir ha habido zonas, como el distrito Sur, en la que durante varios días sólo ha habido un patrullero, denunció ayer Santiago Raposo, secretario de Organización del sindicato. En la Velá también ha habido una dotación menor de la esperada porque algunos policías a los que se les cambió el turno se negaron a acudir, y el servicio de notificación judicial no funcionó, por lo que ayer se supendieron varios juicios porque los implicados no habían sido citados.

  • 1