sábado, 15 diciembre 2018
14:42
, última actualización
Deportes

385 días y cuatro entrenadores después

Pepe Mel volverá hacerse cargo del banquillo de un club en el que ya no están ni el presidente, ni el director deportivo, ni el administrador judicial que tomaron la decisión de destituirlo.

el 20 dic 2014 / 14:57 h.

Pepe Mel, nuevo entrenador del Betis, vuelve el próximo lunes al club en el que logró sus mayores triunfos 385 días después de su destitución, periodo en el que han pasado por el banquillo bético cuatro técnicos: Juan Carlos Garrido, Gabriel Humberto Calderón, Julio Velázquez y, de manera interina, Juan Merino. El 2 de diciembre de 2013, al día siguiente de un empate frente al Rayo Vallecano que hundía al Betis en la última plaza de la clasificación en Primera, con sólo 10 puntos en quince jornadas, Mel se despedía del club al que había llevado de la Segunda división a los dieciseisavos de final de la Liga Europa. El declive deportivo del Betis tras la salida de Pepe Mel fue muy acusado: su sucesor inmediato, Juan Carlos Garrido, sólo sumó un punto en cinco encuentros, cayó eliminado en la Copa del Rey y fue destituido tras encajar un humillante 0-5 en el Benito Villamarín a manos del Real Madrid. Su sucesor, el argentino Gabriel Humberto Calderón, certificó el descenso bético varias jornadas antes del final del campeonato con 14 puntos logrados en dieciocho jornadas, además de una histórica eliminación en los octavos de final de la Liga Europa a manos del Sevilla, eterno rival y a la postre campeón del torneo. Julio Velázquez fue el entrenador elegido para la misión del ascenso, pero el técnico salmantino tampoco estuvo a la altura, pues firmó el peor inicio del Betis en Segunda desde 1966: seis victorias, tres empates y cinco derrotas que tenían al equipo a ocho puntos del objetivo del ascenso directo. La interinidad de Juan Merino, que concluirá mañana (12.00 horas) frente al Racing de Santander, sí ha resultado exitosa, pues el entrenador que el lunes volverá al filial ha sumado hasta ahora tres triunfos en otros tantos partidos de Liga. Pasado mañana, justo 385 días después de su emotivo adiós entre lágrimas, Pepe Mel volverá hacerse cargo del banquillo de un club en el que ya no están ni el presidente -Miguel Guillén-, ni el director deportivo -Vlada Stosic-, ni el administrador judicial -José Antonio Bosch- que tomaron la decisión de destituirlo. El Betis, que durante estos trece meses descendió con la peor puntuación de su historia y no ha conseguido asentarse durante el primer tercio de Liga en los puestos de ascenso directo, ha renovado a las tres cuartas partes de su consejo de administración, que desde el 25 de noviembre preside el ingeniero Juan Carlos Ollero. Ollero fue ratificado en la junta general de accionistas del 9 de diciembre con el voto favorable del 53 por ciento de las acciones de la entidad, propiedad de Manuel Ruiz de Lopera y cuyos derechos políticos ostenta el administrador judicial y abogado cordobés Francisco Estepa. Ellos dos, más el consejero José Miguel López Catalán y el director deportivo Alexis Trujillo, han tomado la determinación de volver a contratar a Pepe Mel después de negociar las condiciones el viernes por la noche, tras descartar a otros candidatos como Fernando Vázquez, con quien también entablaron negociaciones.

  • 1