viernes, 14 diciembre 2018
17:50
, última actualización
Deportes

395 partidos saben más que 47

Joaquín Caparrós ganó la batalla a Pepe Mel. Claro, justo y preocupante... para el Betis, claro.

el 04 feb 2012 / 21:41 h.

Álex Martínez despeja ante Pereira.
Joaquín Caparrós, 395 partidos en Primera en un currículum que contempla cuatro equipos distintos, venció con claridad a Pepe Mel, 47 partidos y ni una temporada completa en la categoría. Será que esos cuatro centenares partidos saben bastante más que esas cuatro decenas y media. Por ejemplo, cómo explotar las virtudes de uno de tus mejores hombres, Pereira, frente a la impericia de Álex Martínez, un minuto de experiencia en la división de honor, y hacer que el juego de tu equipo se vuelque mayoritariamente hacia ese flanco del rectángulo. Es decir, todo lo contrario de lo que hizo el técnico de los 47 partidos con su también mejor hombre, Rubén Castro, exiliado en la izquierda y siempre muy lejos de la portería rival. Si agarra el balón en su propio campo, tiene decenas y decenas de metros por delante y no está en forma, el canario es uno más.

El Betis, un punto de doce y otra vez cuesta abajo sin freno, volvió a ser derrotado por un adversario de su Liga particular, una mala costumbre que el entrenador verdiblanco debería hacerse mirar. Está bien presumir de filosofía y lucirse perdiendo en el Santiago Bernabéu y el Camp Nou, o quizá no está tan bien, pero lo que seguro que está muy mal es olvidarse de esos mismos principios y deslucirse perdiendo también en el Iberostar Estadio igual que antes le ocurrió en su campo contra el Granada, en Santander contra el Racing, en El Madrigal contra el Villarreal, en Heliópolis contra la Real Sociedad...

El Betis va directo al cero de 12 en un tramo donde alcanzó el pleno de puntos en la primera vuelta, aunque es absurdo efectuar pronósticos con este equipo que lo mismo gana cuatro partidos seguidos y se pone líder que luego empalma diez sin ganar. Más que de pronósticos, el Betis es el equipo de los debates interminables. Mel, que para eso es el jefe de Estado, está de nuevo bajo la lupa. Mario, con bastantes más encuentros que su técnico en Primera, es el siguiente: tres expulsiones en doce partidos, y se supone que es el experto y el más mejor de los defensas... Casto, batido ayer por Castro en una falta tan parable como la que le coló Osasuna y una semana después de su pifia ante el Granada, tampoco se librará esta vez. Y no olvidemos a Vlada Stosic, que no juega pero ficha: ¿de verdad se puede considerar que este equipo está bien reforzado y es mejor con el fichaje, sólo, de un central?

  • 1