Local

50.000 personas apoyan a Atutxa

Más de 50.000 personas, según la Policía Municipal de Bilbao, tomaron parte hoy en la manifestación convocada por los tres socios del tripartito vasco, PNV, EA y EB-Berdeak, bajo el lema 'En defensa de nuestras instituciones', cuyo acto final fue la lectura de un comunicado.

el 14 sep 2009 / 23:16 h.

TAGS:

Más de 50.000 personas, según la Policía Municipal de Bilbao, tomaron parte hoy en la manifestación convocada por los tres socios del tripartito vasco, PNV, EA y EB-Berdeak, bajo el lema 'En defensa de nuestras instituciones', cuyo acto final fue la lectura de un comunicado en el que se denunció que el fallo contra Juan María Atutxa, Gorka Knorr y Kontxi Bilbao obedece a la misma "estrategia" del caso Ibarretxe con "un objetivo claro" que "todos podemos intuir".

La marcha, que partió a las seis y veinte de la tarde con la presencia del lehendakari, Juan José Ibarretxe, recorrió en silencio la distancia que va desde la plaza del Sagrado Corazón hasta el Arenal, solo interrumpido por los aplausos al pasar la cabecera de la marcha de la gente que se agolpaba en las aceras. A las siete y veinte de la tarde, la manifestación llegó al Arenal, donde el periodista Julio Ibarra dio lectura al mencionado comunicado.

Tras la pancarta que portaban ciudadanos anónimos, se encontraban, además del propio lehendakari y sus dos antecesores en el cargo, José Antonio Ardanza y Carlos Garaikoetxea, los líderes de PNV, Iñigo Urkullu, de EA, Unai Ziarreta y de EB, Javier Madrazo, así como la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao.

Asimismo, también tomaron parte en la marcha los tres condenados por el Tribunal Supremo en el conocido como 'caso Atutxa', el propio Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao, cuya situación judicial motivó la marcha de esta tarde convocada por los tres socios del Gobierno vasco.

"Presionar a los jueces".

El texto leído al final de la marcha señala que la intención de los manifestantes no era la de "presionar a los jueces ni menoscabar su imparcialidad", ya que no se precisan "ni favores judiciales ni situar a nuestras instituciones y a sus representantes por encima de la ley". "Reclamamos y exigimos, aunque a alguien le suene a paradoja, simplemente Justicia", agregó.

"Por eso, no podemos permanecer callados ante, sin duda alguna, una de las decisiones más graves y de mayor alcance que representantes de un poder del Estado han protagonizado contra la voluntad democrática de la sociedad vasca desde el establecimiento de la democracia", añadió.

El fallo de la sentencia del Tribunal Supremo, conocido el pasado lunes, por el cual se condena a Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao por un delito de desobediencia es "grave por la humillación personal que persigue", señaló.

Además, consideró que esta gravedad también se basa en que el fallo contienen un "componente de venganza" escondido, tiene "un claro carácter corporativista", es "arbitrario" y demuestra que algunos jueces tienen "un doble rasero de medir al desestimar criterios que semanas antes fueron utilizados para exonerar de responsabilidad a intereses económicos".

Decisión judicial grave.

También advirtió de que es una decisión judicial "grave" por "apoyarse en el trabajo de zapa de un sindicato de ultraderecha" pero "especialmente grave por la intromisión, desafuero y deslegitimación que supone esta decisión contra las instituciones vascas, y especialmente contra el Parlamento vasco, órgano legislativo de la Comunidad Autónoma Vasca, cuya independencia, autoorganización y legitimidad ha sido saboteada por la injerencia de un poder ajeno, contraviniendo no ya la separación de poderes, sino su esencia diferenciada marcada en el ordenamiento jurídico vigente".

Asimismo, destacó que la condena de Atutxa, Knörr y Bilbao es "un fallo contra la autonomía de la institución parlamentaria, contra su propia esencia autoorganizativa, contra la letra del Estatuto de Autonomía y contra el espíritu de pacto político de convivencia".

El texto también considera "todavía más grave y perverso" el hecho de que la sentencia del Tribunal Supremo "no era una casualidad, ni un hecho aislado".

"Era, y ahora lo sabemos, la antesala de una estrategia que, poco a poco, una parte de la judicatura está dando forma y que avanzó un peldaño más con la decisión que ayer, en vísperas de esta manifestación, hacía pública una de las salas de Tribunal Superior de Justicia del País vasco, que rechazó el suplicatorio presentado por el lehendakari para que la causa penal instruida por dialogar con representantes de Batasuna fuera archivada", añadió.

Fallo contra el Lehendakari.

En este sentido, explicó que "no es casualidad y tiene un objetivo que todos podemos intuir" el que "en vísperas de esta manifestación el Tribunal Superior de Justicia haga pública está decisión contra el lehendakari".

"Hacia dónde nos quieren llevar? Pero se equivocan. Se equivocan porque este Pueblo, desde la serenidad, desde sus principios profundamente democráticos, sabrá dar una respuesta, está sabiendo ya dar una respuesta adecuada a todo este sin sentido y a esta muestra de politización y utilización inaceptable de la Justicia", remarcó.

Entre los participantes en la marcha se encontraban el presidente del GBB, Joseba Egibar, el del BBB, Andoni Ortuzar, los diputados generales de los tres Territorios, José Luis Bilbao, Markel Olano y Xabier Agirre, los consejeros del Gobierno vasco, el diputado del PNV en el Congreso Josu Erkoreka, el parlamentario jeltzale José Antonio Rubalkaba, el parlamentario de EB Oscar Matute, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, el portavoz de Presidencia de EB, Mikel Arana, y ediles de PNV y EB en el Ayuntamiento de Bilbao.

  • 1