martes, 11 diciembre 2018
20:40
, última actualización
Deportes

57-77: Al CB Sevilla no le motiva jugar ante los de su liga

Un excelente Andorra propina un golpe de realidad a los de Scott Roth

el 21 dic 2014 / 14:34 h.

BALONCESTO SEVILLA - MORABANC ANDORRA El base de Andorra Schreiner, ante la oposición de Nikola Radicevic. Foto: EFE. MoraBanc Andorra tiene muy claro, siendo novato, en qué liga juega y cuáles son los partidos donde tiene que emplearse con todo su alma para lograr el objetivo de la permanencia. El Baloncesto Sevilla parece haberse confundido en los suyos después de enfrentarse a los grandes de la competición, donde dio una gran impresión. Entonces puso el máximo, y recibió mil alabanzas, sin duda merecidas. No jugaba como el antepenúltimo, coincidían en decir. Pues hoy demostró que si es el tercero por la cola es por méritos propios, y que, ante rivales de su liga es donde tiene que dar la talla. Ante los de Joan Peñarroya estuvo lejos de serlo, y sufrió un golpe de realidad absoluto. Baloncesto Sevilla no ha dado el nivel mínimo para ganar un partido de ACB. La contraposición de velocidades entre ambos equipos era palpable desde el principio. La agresividad defensiva, la intención de los esfuerzos, nada que ver entre la propuesta de MoraBanc Andorra y el conjunto local. Fue la frialdad que otras veces ofrece este equipo de Scott Roth, con el pulso demasiado bajo como para no permanecer constantemente a remolque de su rival en todas las facetas del juego. Una desproporción negligente entre la importancia del partido, en la lucha que realmente les compete en la zona baja de la tabla, lejos de los focos motivadores de rivales como Real Madrid, Barcelona o Unicaja, donde los verdirrojos dieron un punto superior de lucha e interés. Con un 5 de 21 en tiros de dos (24%), un 3 de 11 en triples (27%), la única buena noticia es que, transcurridos los primeros 20 minutos sólo estaba 9 puntos abajo (24-33), cuando llegó a estar a 15 (15-30), porque no pudo por más que mejorar lo que fue una actuación penosa en el primer cuarto (10-19), con 3 de 14 en tiros de campo y 8-29 en valoración entre ambos equipos. La teórica superioridad interior de los locales no existió, con Willy Hernangómez en un perfil bien diferente al que traía en las últimas semanas, bien defendido por un Andorra que se esforzaba en colectivo para cubrir espacios atrás y generándolos en su ataque con buena circulación del balón. Y por dentro, el griego Bogris se convertía en un puntal excelente para los intereses del equipo de Joan Peñarroya. Y además, siendo Oriola el jugador más enchufado, sus tres personales, dos en apenas dos acciones seguidas, lo llevaron al banco. La situación no mejoró después, más bien lo contrario. El grupo de Scott Roth se colocó al borde de la exclusión (35-49, m.27), porque aunque subió un poco su defensa la dinámica ofensiva de Andorra seguía siendo buena, con jugadores muy acertados desde el triple en los momentos más oportunos, caso de Beto, Schreiner o Green. Desde esa distancia, Berni Rodríguez hizo de tabla de salvamento para las opciones, cada vez menores, de los locales (40-51), que en cualquier caso ya estaban obligados a realizar una verdadera machada en el último cuarto para arreglar el desaguisado (43-58), con una última jugada surrealista que explicaba bien el partido de Baloncesto Sevilla: saque de fondo de Byars, que se la pasa a Gomes, que tira desde el triple a una mano, nadie va a rebote y Biviá anota sin oposición sobre la bocina. Un triple del base valenciano, que cubre temporalmente la baja de Víctor Sada en el equipo pirenaico, sentenció el choque aún con 6 minutos por delante (50-67). Lo que fue siempre mal era difícil que tuviera un punto de inflexión tan acusado, porque además Andorra estaba desbocado en aciertos, y se convertía en un justísimo ganador de un partido que se trabajó desde el primero al último segundo, como hizo Baloncesto Sevilla, pero para emprender justo el camino contrario. FICHA TÉCNICA: Baloncesto Sevilla (10+14+19+14): Radicevic (7), Urtasun (7), Berni (11), Oriola (6), Hernangómez (6) -cinco inicial-, Byars (10), Thames (0), Porzingis (4), Woodside (4), Gallardo (2), Balvin (0), Watts (-). Morabanc Andorra (19+14+25+19): Navarro (4), Schreiner (6), Gomes (15), Ivanov (7), Bogris (20) -cinco inicial-, Trías (0), Biviá (10), Green (10), Martinez (0), Blanch (5). Árbitros: Hierrezuelo, Redondo y Rial. No hubo eliminados. Incidencias. Partido de la jornada 12 de la Liga Endesa ACB, disputado en el Municipal de San Pablo ante 2.022 espectadores (cifra oficial).

  • 1