Local

600 euros por defender a Miguel

Una de las frases que más ha debido de escuchar Miguel Carcaño desde su arresto, acusado de matar a Marta del Castillo, es "di la verdad". Se lo han dicho investigadores, el juez y hasta el padre de la joven a través de la prensa. La abogada que deberá defende su versión, de oficio, se enfrenta a un trabajo complejo por el que percibirá cómo maximo 600 euros.

el 16 sep 2009 / 00:39 h.

TAGS:

I. Comeseña / R. Velis

En su último testimonio ante el juez Miguel confesó una doble violación, dijo que su amigo El Cuco asfixió a Marta y que ambos la tiraron a la basura. La Policía comenzó a buscar en el vertedero, aunque la historia tenía lagunas. La carta que dejó antes de su frustrado suicidio el pasado jueves insiste en que ya ha dicho la verdad, que ese relato es el auténtico. Ese día algunos vieron signos de sinceridad, como que el joven dijese que, después de lo que iba a contar, su hermano no iba a volver a mirarlo a la cara. O que justificase su confesión en el remordimiento porque estuviesen presos su hermano y su amigo Samuel -a quienes la Policía acusa de ayudar a esconder el crimen-, cuando según él no participaron.

También hay quien duda del relato. El padre de la joven lo ha tachado de "mentiroso compulsivo" y no cree nada de lo que dice. Fuentes del caso consideran que, aunque la investigación avanza, a Miguel le quedan cosas por contar y casi todo lo que se sabe "es provisional", aunque la meticulosidad y serenidad con la que el juez dirige el caso les da confianza. Precisamente el haber cambiado tres veces su versión sin que lo supiera su primer abogado fue el motivo de que Antonio Jiménez (del mismo despacho que defiende a su hermano), dejara el caso. El Colegio de Abogados nombró al día siguiente a una letrada de oficio, que se negó a asumir la defensa. El decano, José Joaquín Gallardo, tuvo que intervenir y tras sondear a cuatro o cinco letrados designó a la veterana Paloma Pérez Sendino. Ella tendrá que aconsejarlo ahora sobre lo que diga o no, y Miguel parece "dispuesto a colaborar", según ella misma manifestó tras conocerlo. El joven parece confiar en su nueva letrada, a quien iba dirigida su carta de suicidio.

Curiosamente, y pese a la complejidad del caso, como abogada de oficio Paloma Pérez Sendino estará muy lejos de cobrar por defender a Miguel las cifras que percibirán sus otros compañeros personados en el caso, que son abogados de pago. Los baremos que la Junta de Andalucía establece por la asistencia jurídica gratuita para los abogados de oficio es de 357 euros, en un procedimiento penal ordinario, o 593,44 euros si el caso llega a un jurado popular. Eso a pesar de que puede demorarse años, entre la investigación y el juicio, y requiere numerosas horas por su complejidad y la urgencia con la que el juez, Francisco de Así Molina, está desarrollando las diligencias. Los letrados se han visto ya obligados a darle prioridad a este asunto frente a otros, al igual que el Juzgado de Instrucción 4, que recibirá un funcionario de refuerzo en abril. Además, la abogada no podrá cobrar hasta que no termine el procedimiento, cuando tendrá tres meses para reclamar a la Junta sus honorarios.

Que el crimen de Marta sea juzgado o no por un tribunal popular dependerá de los delitos que se imputen a los acusados. Si finalmente se determina que los detenidos son responsables de asesinato u homicidio, será un jurado el que tenga que emitir un veredicto de culpabilidad o inocencia con el que el juez dictará sentencia. Si se le suma al final la violación, admitiendo la última declaración de Miguel, será un tribunal profesional de la Audiencia el que se encargue del juicio.

  • 1