martes, 23 abril 2019
09:40
, última actualización
Local

65 subsaharianos tratan de cruzar a Melilla tras las lluvias

Aprovechando que las compuertas de los pasos entre Marruecos y Melilla estaban abiertas por las lluvias torrenciales del domingo, 65 subsaharianos cruzaron la frontera y se dispersaron por territorio español. Las fuerzas de seguridad lograron interceptar a 30 inmigrantes. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 17:27 h.

TAGS:

Aprovechando que las compuertas de los pasos entre Marruecos y Melilla estaban abiertas por las lluvias torrenciales del domingo, 65 subsaharianos cruzaron la frontera y se dispersaron por territorio español. Las fuerzas de seguridad lograron interceptar a 30 inmigrantes mientras que otros 15 siguen en paradero desconocido.

Al grueso del grupo -40 personas- se les pudo denegar el acceso gracias a que la actuación de fuerzas españolas y marroquíes llegó a tiempo. Según comunicó a Europa Press un portavoz de la Delegación del Gobierno en Melilla, "todos se encuentran en dependencias de la Jefatura Superior de Policía para su correspondiente identificación y aplicación de la Ley de Extranjería" que establece su expulsión del territorio nacional, aunque antes se tendrá que realizar un largo proceso de identificación que dura en algunos casos años y en otros resulta prácticamente imposible.

La entrada masiva de inmigrantes empezó sobre las 06,20 horas. De este modo, la Guardia Civil informó de que el asalto se efectuó en dos fases distintas, ya que en primer lugar los inmigrantes trataron de cruzar "a la carrera" por el puesto fronterizo de Beni Enzar y, al no poder conseguir su objetivo, aprovecharon que en una zona muy próxima las compuertas de la valla se encontraban abiertas por los daños que causaron la lluvias.

Aunque en un principio la Delegación del Gobierno apuntó que habían sido alrededor de 30 los subsaharianos que habían intentado acceder ilegalmente al territorio español, la Guardia Civil precisó que el primer grupo que trató de cruzar por el puesto fronterizo estaba constituido por unas 65 personas.

Según el instituto armado, al cerrar las puertas del control de acceso para evitar la entrada de los inmigrantes, unos 45 se dirigieron al arroyo situado a escasos metros de Beni Enzar y, "aprovechando que las compuertas de la sirga tridimensional estaban abiertas con motivo de las lluvias torrenciales", lograron llegar a Melilla a través del cauce.

De esta forma, algunos inmigrantes consiguieron su objetivo de entrar en la ciudad autónoma y se dispersaron posteriormente por distintos barrios, por lo que se puso en marcha un dispositivo de seguridad que, hasta el momento, permitió localizar a 30 de ellos. Este número se fue incrementando a lo largo de la tarde de ayer después de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado accionara un dispositivo de búsqueda.

Después de que los subsaharianos localizados pasen a disposición del Cuerpo Nacional de Policía serán conducidos hasta el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) para su repatriación.

  • 1