Local

69.069. El codiciado número "erótico" que ha repartido casi 10 millones

el 22 dic 2010 / 12:17 h.

TAGS:

Es un número "curioso", "raro", "gracioso", "erótico" y hasta "porno", y precisamente por eso, codiciado. En la administración de Palma que lo ha vendido íntegramente, repartiendo así casi 10 millones entre los vecinos de un barrio trabajador, este número siempre se agota y hay lista de espera para comprarlo.

Apol·lònia Guardia es la propietaria de la administración 24 de la capital balear que ha vendido las 195 series del 69.069, una cifra que pidió en 1989 un controlador aéreo de la torre de Palma que nunca lo fue a buscar.

Desde entonces, este "curioso" número que hoy ha resultado agraciado con un quinto premio ha estado muy solicitado, hasta el punto de que cada semana una ristra de abonados lo compra puntualmente.

Uno de ellos es María del Carmen García, que esta mañana celebraba su suerte en la administración, situada en el barrio de Es Fortí, junto a numerosos vecinos. Hace muchos años que lo compra y confiesa que le llama "el número porno doble": "69, para descansar el 0, y después el 69 otra vez", bromea la agraciada.

"Esta noche lo voy a practicar con mi marido", confiesa otra de las abonadas, Antonia Oliver, que estuvo a punto de quedarse sin él porque, según señala, lo tiró a la basura por equivocación.

Antonia trabaja en una tienda de ropa de cama de la plaza de Madrid, donde los empleados juegan cada jueves y cada sábado un boleto. Pero este no es el único establecimiento de la barriada que ha ganado dinero con el 69.069, ya que se ha vendido en dos bares, una peluquería, una cofradía y un club de mayores.

Aplon·nia cuenta que está, efectivamente, "muy repartido" y que, aparte de los fieles abonados que lo compran en su administración, también lo tiene el bar Felipe, la Cofradía de las Cinco Llagas, el club de mayores de Es Fortí, el bar Bonache de Son Rapinya y una peluquería del barrio.

Recuerda que ha salido ya premiado en dos ocasiones, una de ellas en el sorteo del Niño, y que hay gente que lo compra desde hace 15 años.

El propietario del bar Felipe, Martín Roig, ha ganado 40.000 euros con los ocho boletos que compró, y ha repartido nada más y nada menos que 1,8 millones entre sus clientes.

"Hoy no toca comer lentejas, hoy no hay menú. Hoy, todo champán, de primero y de segundo", explicaba a los periodistas en la calla vestido todavía con su atuendo de cocinero.

Dice que los premiados son gente trabajadora, "que de verdad le hace falta", y que seguro que sabrá "qué hacer con el dinero".

Confiesa que es un "número muy raro", aunque "gracioso", y que, al igual que a unos les atrae, otros son reticentes a adquirirlo.

En el club de mayores de Es Fortí, que pertenece a la obra social de La Caixa, también se ha repartido suerte entre los jubilados, en concreto 750.000 euros para muchos mayores que, según su presidente, Salvador Balcanedas, estarán contentos de recibir un "pellizquito" con las participaciones compradas.

  • 1