jueves, 13 diciembre 2018
17:14
, última actualización
Cofradías

702 familias se beneficiaron al mes del Economato del Casco Antiguo

Las 40 hermandades y entidades integrantes de la fundación incrementaron en 2013 sus aportaciones un 8,1 por ciento más que en el ejercicio anterior

el 28 nov 2014 / 13:00 h.

Las instalaciones de este economato social se encuentran en la calle Narciso Bonaplata. / El Correo Las instalaciones de este economato social se encuentran en la calle Narciso Bonaplata. / El Correo El Economato Social de las hermandades del Casco Antiguo atendió en  2013 a una media mensual de 702 familias necesitadas, 13 conventos y cinco asociaciones religiosas, que pudieron llenar sus despensas con alimentos de los que solo pagaron el 25 por ciento de su costo final. Las aportaciones de las 40 hermandades y entidades que forman parte de esta fundación –la última en incorporarse ha sido la de la Quinta Angustia– ascendieron durante el ejercicio de 2013 a 377.029 euros, un 8,1 por ciento más de la suma global del año anterior. «Desgraciadamente», señala Manuel Rodríguez, secretario de la Fundación Benéfico Asistencial Casco Antiguo, cada año son más las familias necesitadas que, provistas de un carné y documentadas previamente por las diputaciones de caridad de las diferentes hermandades, se benefician del uso de este economato, situado en la calle Narciso Bonaplata. A una media de tres miembros por familia, más de 25.000 personas, según las estimaciones de la fundación, se beneficiaron a lo largo de todo 2013 de los servicios que presta este economato, que abre sus puertas once meses al año, a excepción de agosto. un 8,8 por ciento más. Según detalla la memoria del Economato Social, las familias atendidas se incrementaron en 2013 un 8,8 por ciento respecto al ejercicio anterior, cuando había censadas 645 familias. Para el funcionamiento del economato es esencial la labor que desarrolla el voluntariado integrado por miembros de las propias hermandades. En el pasado 2013 un total de 201 personas prestaron sus servicios como voluntarios de esta fundación en turnos rotativos, sumando entre todos 5.223 horas de voluntariado. Entre sus tareas están las de organizar la actividad del economato, mantenerlo abastecido, gestionar las compras con los proveedores y valorar todos los productos, coficarlos y marcarlos. El economato supone también una ayuda para la maltrecha economía de los distintos conventos de Sevilla a los que se les posibilita una reducción de los gastos comunes de la comunidad facilitándoles un carné de acceso. Al igual que las familias necesitadas, las comunidades de religiosas solo pagan el 25 por ciento del precio final de los productos, ya que el 75 por ciento restante lo liquidan las hermandades a final de cada mes. Al margen de los conventos, otras cinco asociaciones religiosas –Cristo Vive, Proyecto Levántate y Anda,. Asociación San Vicente de Paul, Guardería de las Hermanas de la Caridad y Casa de todos– también son atendidas por esta obra social que suma ya 40 patronos.

  • 1