Local

83 años de cárcel para el ex jefe de ETA Gorka Palacios

Es la primera condena a un etarra desde el cese de acciones armadas de la banda.

el 13 sep 2010 / 18:36 h.

TAGS:

El ex jefe militar de ETA Gorka Palacios, durante su juicio en la Audiencia.

La Audiencia Nacional ha condenado a 83 años de cárcel al ex jefe militar de ETA Gorka Palacios por su participación en el atentado perpetrado en julio de 2001 por miembros del comando Madrid que acabó con la muerte del agente de la Policía Nacional Luis Ortiz de la Rosa. Se trata de la primera condena a un miembro de ETA desde que la banda decretara el "cese de las acciones armadas ofensivas" el pasado 5 de septiembre.


El tribunal considera a Palacios culpable de un delito de asesinato terrorista, otro de estragos terroristas y cuatro más de lesiones terroristas, tal y como había solicitado el fiscal Juan Moral. Además, deberá indemnizar con 300.506 euros a los herederos del agente fallecido y con 180.304 a uno de los heridos en el atentado que quedó incapacitado para trabajar y pagar una multa de 21.600 euros por 16 faltas de lesiones.


La sentencia, de la que ha sido ponente la juez Teresa Palacios, estima probado que el procesado intervino como coautor en el atentado perpetrado contra la sede del Ministerio de Justicia del madrileño barrio de Aluche junto a los ya condenados por esta causa Aitor García Aliaga y Ana Belén Egües Gurrutxaga Dolores y con otras personas no identificadas. En concreto, la Audiencia entiende que ha quedado probado que Palacios participó con Dolores en el robo del vehículo que sería utilizado como coche-bomba, en el distrito de Moratalaz, de la capital. Después, Palacios, García Aliaga y Egües Gurrutxaga, junto a otros miembros de la banda, "prepararon el artefacto explosivo que se iba a utilizar en la explosión".


Además, la sentencia considera que el ahora procesado también "fue la persona que se encargó de recabar la información necesaria acerca del lugar en que se iba a llevar a cabo" el atentado, información que una vez elaborada "puso en conocimiento de los condenados". También hace mención a que fue la persona encargada de efectuar la "llamada reivindicativa" que alertó de la colocación del coche bomba, aunque señala que este extremo no ha sido confirmado, al no quedar acreditado que es suya la voz de la persona que alertó a través del teléfono.


Para llegar a estas conclusiones, la sentencia se basa "en gran medida" en las declaraciones que los ya condenados prestaron en sede policial y judicial después de su detención y en las que "hacen expresa mención" al papel desempeñado por Palacios, tanto "en la preparación" del atentado, como "en la comisión", por ser la persona que iba a efectuar la llamada telefónica reivindicativa en nombre de ETA.

  • 1