sábado, 16 marzo 2019
07:06
, última actualización
Deportes

87-84: El Cajasol roza la proeza en Valencia

Cae por 87-84 en el tercer y definitivo partido del play off de cuartos en Valencia, donde fueron determinantes los 13 triples y 13 rebotes ofensivos locales.

el 02 jun 2014 / 22:50 h.

CAJASOL-VALENCIAEl Cajasol  no se podrá reprochar absolutamente nada. Nadie le podrá poner un solo pero. Las derrotas siempre duelen, pero hay algunas que dejan hueco para la satisfacción. El equipo sevillano compitió hasta el último segundo, hasta el último tiro de Bamforth, que besó el aro en el que estaba la prórroga, después de un partido que mantuvo bajo cierto control, con más equilibrio que el rival, que demostró  así su enorme potencial. Los cinco triples del base estadounidense Omar Lafayette, como los cuatro del granadino Pablo Aguilar, horadaron las buenas perspectivas cajistas, especialmente en los minutos decisivos del último cuarto, en las que el base de Baton Rouge castigó severamente tres ataques verdirrojos con infausto final. Aunque los pívots cajistas dejaron su impronta a lo largo de todo el choque, el rebote ofensivo local, cargado especialmente por Sato, acabó por decantar la balanza en un choque intenso y apasionante. La baja de última hora de Dubljevic, que en el primer partido creó muchos problemas al Caja en la zona, no así en el segundo, donde anduvo desaparecido, la aprovechó el Cajasol para establecer una notoria superioridad interior, principal fuente de producción ofensiva, en un día en el que, como ha ocurrido en casi toda la serie, no lograba tener buenos porcentajes en el triple hasta el descanso ( 2 de 12), excepción hecha en Scott Bamforth, que con el segundo de ellos dio rienda suelta a un parcial cajista que impidió la amenaza de escapada local (32-25, m.13), justo cuando Lafayette y Pablo Aguilar demostraban ya  estar finos de esa distancia. Arrancó el partido con ambos equipos dando muestras de lo que había en juego, pero especialmente en las filas valencianas. El Cajasol, sin presión, salió mejor puesto y con la energía y el deseo de competir al máximo, con una buena defensa y el papel preponderante de sus interiores. Dominó el marcador prácticamente durante todo el primer cuarto, que acabó, no obstante, con mínima renta local (20-19). En general, el partido observaba un mejor control de las situaciones por parte de los de Aíto García Reneses, pero los locales, que veían como Lishchuk se cargaba de faltas (3 al descanso) iban saliendo airosos a base de chispazos desde el triple y del MVP de la Liga, Justin Doellman. En ese primer momento de apuro, salía también al rescate Tomas Satoransky, que aprovechó su ventaja física en el poste, y también Porzingis, que hizo daño con su envergadura bajo el aro, o por encima de él. Un canastón de Radicevic (39-39), haciendo malabares en una penetración, aplacaba la euforia de la Fonteta, que ya sabía que era un partido para sufrir. La zona 1-3-1 que plantó Perasovic para tratar de nivelar el partido por dentro causó un efecto relativo, pero el que sí seguía haciendo daño era Lafayette, que sobre la bocina del descanso anotaba otro triple (46-41). El Caja apareció después como un avión. Triple de Landry, mate de Satoransky después de sendos gorros de Balvin a Doellman y Sato, otro triple de Bamforth y parcial de 0-8. Lograba segundos después su mejor renta (48-52). Era el momento pero Valencia demostró su empaque. De nuevo apareció Lafayette, también Aguilar y los primeros puntos de Van Rossom. De la ventaja a una desventaja de 8 puntos (63-55). Pero el Caja volvió a recuperarse, ayudado en un primer paso por una zona 2-3. Hernangómez seguía creciendo (63-63) y como en las pesadillas, un nuevo triple sobre la bocina, esta vez de Aguilar (66-63). El partido estaba abocado a un final de infarto con los papeles definidos. Lafayette siguió a lo suyo, pero el Caja, fiel a sí mismo, se recuperó con tres alley oops consecutivos, de Satoransky y Porzingis. Enorme. Si hay que caer, que sea así, a lo grande, buscando su oportunidad hasta el último segundo, fiel a sí mismo y a su temporada sobresaliente. Ficha Técnica: 87.- Valencia Basket (20+26+20+21): Van Rossom (8), Rafa Martínez (5), Sato (10), Doellman (10), Triguero (4) -cinco titular- Ribas (2), Lishchuk (4), Lucic (8), Lafayette (22) y Aguilar (14). 84.- Cajasol (19+22+22+21): Satoransky (17), Bamforth (17), Sastre (-), Landry (16), Balvin (4) -cinco titular- Radicevic (5), Porzingis (9), Burjanadze (-), Hernangómez (14), Mata (2) y Urtasun (-). Árbitros: Arteaga, Pérez Pizarro y Perea. Eliminaron por faltas personales al local Lishchuk (m.32) y al visitante Porzingis (m.39) Incidencias: Tercer partido de la eliminatoria de cuartos de final disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.300 espectadores.

  • 1