Cultura

A, E, I, O, U, y olé

La ex bailarina Azucena Huidobro publica ‘Quiero bailar flamenco’, una guía didáctica para niñas mayores de cinco años que ve la luz simultáneamente en inglés

el 03 sep 2014 / 23:30 h.

Imagen Huidobro2 copiarweb Coincidiendo con el comienzo del nuevo curso, entre libros de texto y ofertas de actividades extraescolares, vuelve a destacarse en los escaparates de las librerías el libro Quiero bailar flamenco (Oniro), una obra de la bailaora madrileña Azucena Huidobro dirigida a niñas mayores de cinco años que pretende animar a las chicas a iniciarse en el mundo de la danza jonda apoyado en las ilustraciones del dibujante Mario García Arévalo. Quiero bailar flamenco está protagonizado por un personaje infantil, Sara, una niña que lleva un año dando clases en una academia y quiere explicarle todo lo que ha aprendido a cuantos lectores quieran adentrarse en este arte. A través de sus 32 páginas a todo color, éstos podrán unirse a compañeros como Ani –»la más flamenca, le viene de familia»–, Patricia –«la más divertida»– u Óscar –»el único chico de la clase, ¡y eso no siempre es fácil!»– acompañarle en sus clases, ayudarla a elegir los vestidos y complementos, aprender los rudimentos del toque de las castañuelas, dar palmas a compás, zapatear y preparar la función de fin de curso bajo las órdenes de Carmen, la maestra, quien les introducirá en la disciplina y les enseñará que el sacrificio siempre tiene recompensa. Además de las distintas técnicas básicas, la obra «transmite valores tan importantes como el esfuerzo, la constancia, la sensibilidad o la amistad. Soy muy defensora de todo esto», afirma la autora. El volumen contiene una solapa en cada doble página que ofrece información práctica para que las niñas puedan usarlo como manual. Asimismo, cabe destacar que de forma simultánea a la salida a la luz del libro se ha publicado una edición en inglés, I want to dance flamenco, que lo convierte en un estupendo souvenir para quienes visitan España. «Es un sueño hecho realidad, que llevaba muchos años en mi cabeza», confesaba recientemente la autora a Radio Intereconomía. «Mario ha sabido captar cada cosa, y el resultado final ha quedado muy bonito». «Si consigo que algún niño se acerque a través de este libro al mundo del flamenco, fenomenal. Pero también es un reflejo de mis vivencias. He impartido muchas clases, he tenido contacto diario con niños, y me apetecía que tuvieran una referencia y se sintieran identificado con lo que viven cada día en sus clases. Desde las cosas más evidentes como el uniforme, ir bien peinado, cuidar los instrumentos, el calzado...», agrega. Para Azucena Huidobro, «todavía hay mucho camino por recorrer» en la difusión del flamenco, a pesar del reconocimiento de la unesco como Patrimonio de la Humanidad y el hecho de que tenga «seguidores y amantes en el mundo entero», dice la autora. «En nuestro propio país todavía hay que aportar un poco más, acercarlo a las nuevas generaciones. Para poder llegar a amar o al menos respetar algo, tienes que conocerlo. Y a veces cuesta», agrega. Y sobre el personaje de Sara, subraya que «he revivido muchas de mis experiencias con mi hija Rocío, de 7 años, que me convenció para que la dejara bailar y no se quita los zapatos en todo el día. Mi personaje tiene mucho de ella. Mucha gente empieza en el flamenco aficionándose a los zapatos, y luego no puedes parar», agrega la autora, quien no oculta que se trata de una pasión «muy sacrificada». Madrileña de 1973, Huidobro realizó sus estudios en Madrid y finaliza en 1990 la carrera de Danza Española en el Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma, con la calificación de Matrícula de Honor. Durante su etapa de formación y a lo largo de su trayectoria profesional tuvo oportunidad de aprender y trabajar con grandes figuras de la danza como Mariemma, Paco Fernández, José Granero, Rafael Aguilar, José Antonio Ruiz, Antonio Gades, Pilar López, Antonio Márquez, Antonio Najarro, Aída Gómez y Javier Latorre, entre otros. Comienza su carrera profesional a los 17 años, bajo la dirección del Maestro José Granero en el Ballet Español de Madrid. A partir de entonces, baila en Compañías de Danza Española de reconocido prestigio como el Ballet Teatro Español de Rafael Aguilar, José Antonio y los Ballets Españoles, Compañía de Aída Gómez y Compañía de Antonio Márquez, con la que en 1997 baila el Sombrero de tres picos en la gala de inauguración del teatro Real de Madrid. En 1998, es seleccionada para entrar a formar parte del Ballet Nacional de España bajo la dirección artística de Aída Gómez. Hasta el 2006 baila en la Compañía interpretando como cuerpo de baile obras emblemáticas como Danza y Tronio de Mariemma, Fantasía Galaica de Antonio Ruíz y Fuenteovejuna de Antonio Gades, entre otras , y como bailarina solista, Ritmos de Alberto Lorca, Poeta de Javier Latorre, Mensaje de Aída Gómez, Guajira de Isabel Bayón, Nereidas Antonio Najarro, Carmen de Jose Antonio, Concierto de Aranjuez de Pilar López , Bolero y Medea (papel de Creusa) del Maestro José Granero. En la actualidad es Asistente de Dirección de Antonio Najarro desde su incorporación en septiembre de 2011 a la dirección delBalletNacional de España. Por su parte, Mario García Arévalo es licenciado en Bellas Artes en Cuenca.Master universitario en practicas artísticas y audiovisuales, ilustrador profesional por ESAT(Valencia), actualmente vive en Valencia, ejerce como ilustrador freelance y colabora en distintas publicaciones. Entre sus clientes destacan Coca-Cola, Nexus Productions, Wacom, Iberia, Ogilvy & Mather, Panda Security antivirus y Oh my Goodies, entre otros.

  • 1