lunes, 25 marzo 2019
21:34
, última actualización
Local

A eso se le llama caer con todo el equipo

Jiménez se pegó media semana pensando cómo parar a Zigic y, debido a las numerosas bajas que arrastra, hasta forzó la presencia de Kanouté para tratar de anular al fenomenal delantero serbio que, curiosamente, no le sirve a Chaparro para su Betis, según desveló públicamente el director deportivo...

el 15 sep 2009 / 21:44 h.

Jiménez se pegó media semana pensando cómo parar a Zigic y, debido a las numerosas bajas que arrastra, hasta forzó la presencia de Kanouté para tratar de anular al fenomenal delantero serbio que, curiosamente, no le sirve a Chaparro para su Betis, según desveló públicamente el director deportivo, Manolo Momparlet, el principal avalista de Pavone y Babic, entre otros.

El caso es que el invento no le funcionó al técnico sevillista, pues nadie en su equipo supo cómo parar al gigante serbio ni al diminuto Munitis, con el que vuelve a formar el famoso dúo saca-puntos que ayer trajo en jaque a todo el conjunto sevillista, incapaz ni de arañar el empate ante un rival que jugó con diez durante más de una hora por la rigurosísima expulsión de Óscar Serrano.

En fin, que ni Jiménez pudo hacer rotaciones -como sí hizo Emery en el Valencia o Caparrós en el Athletic- ni pudo aprovechar la inmejorable ocasión que se le pesentó de poner tierra de por medio con sus perseguidores por las plazas Champions, ya que no ganó ninguno de los cinco de atrás. El Sevilla, ayer, cayó con todo el equipo en vísperas de otra cita trascendental.

  • 1