Local

A la cacería de la 'errata'

Los correctores han vuelto hoy a salir dispuestos a "cazar" erratas en las calles y a denunciar el maltrato que sufre el lenguaje.

el 24 oct 2009 / 14:02 h.

TAGS:

Los correctores han vuelto hoy a salir dispuestos a "cazar" erratas en las calles de Madrid, a denunciar el maltrato que sufre el lenguaje y a reivindicar su profesión, un oficio "antiquísimo" que aún no cuenta, dicen, con el reconocimiento que merece pese a que cada día es más necesario. La Unión de Correctores, que cuenta en toda España con más de doscientos profesionales asociados, ha organizado esta peculiar cacería de erratas por tercer año consecutivo con motivo del Día del Corrector, que se celebra el próximo día 27 de octubre, fecha en la que, en 1467, nació el humanista Erasmo de Rotterdam, que también fue corrector. Armados con sus cámaras fotográficas, los correctores han recorrido desde la puerta de la sede del Instituto Cervantes, en la calle de Alcalá -donde han "cazado" la primera errata, un "Sabado" con mayúscula incorrecta y sin acento-, hasta el monumento a Miguel de Cervantes, en la Plaza de España.
Al tiempo, a su página web llegaban las imágenes captadas en otras calles por otros profesionales del lenguaje, con erratas como un "Preparaté", un año "1.894", o una "consejeria" sin acento.

Todas las erratas cazadas formarán parte de un concurso, cuyos ganadores serán galardonados con un ejemplar del "Manual del Español Urgente" de la Agencia EFE.

Un anuncio de "Cerfiticados", un "charco valdío" en un cartel de un certamen de poesía, falta de concordancias o errores en las abreviaturas como "19:00hs" o "21H00", pero sobre todo palabras sin acentos como "Joyeria", "Confederacion", "Liquidacion", "Cerveceria" o "Meson", han sido las mayores presas, junto a errores en las mayúsculas como la del logotipo del Ayuntamiento de la capital, que escribe "madrid".

"El Ayuntamiento de Madrid parece que se tiene que ahorrar de algún sitio el dinero y se lo ahorra en mayúsculas y tildes, porque la policía sigue sin tilde", ha comentado a EFE Antonio Martín Fernández, presidente de la Unión de Correctores.

En su opinión, esta cacería, que hoy mismo celebran también los correctores de Argentina y México, pretende poner de manifiesto "cómo se maltrata el lenguaje" y cómo los correctores son cada día más necesarios porque "cada día se escribe más".

"El principal problema de los correctores es que tenemos un oficio antiquísimo, porque en el 1285 ya había correctores, y que sigue sin reconocerse. Nuestra asociación está consiguiendo que tenga ese reconocimiento oficial y profesional para que podamos cotizar en la Seguridad Social como correctores. Si hay astrólogos y cronometradores, ¿por qué no va a haber correctores, que es un oficio mas antiguo?", ha explicado.

Carmen Fernández, otra de las correctoras que han participado en esta cacería, ha asegurado que los correctores necesitan reivindicar su profesión porque es un oficio que "poco a poco se va perdiendo". "Queremos que no se tome a la ligera la ortografía y no se vaya perdiendo cada vez más", ha apuntado.

"Hay gente que cree que con el corrector de textos informático se puede corregir mucho, pero no todo se puede solucionar con este sistema. Ser corrector es un oficio duro, que no se puede perder" porque, en su opinión, se nota cada vez más que "hay un problema de corrección" en lo carteles, en los libros, en los comunicados y "en la forma de hablar".

Los ganadores de la cacería de erratas de este año se conocerán dentro de unos días, cuando los miembros de la Unión de Correctores, que en 2008 galardonaron las palabras "Ofeta" y "Abujeros", estudien las recibidas en esta edición.

  • 1