domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización
Local

A la conquista de los pueblos

el 15 abr 2012 / 16:04 h.

TAGS:

Miles de ciclistas marchaban hoy por las calles de Sevilla.

De La Algaba, de Bormujos y Mairena del Aljarafe, pero también de localidades algo más alejadas de Sevilla como Puebla del Río, Alcalá de Guadaira o Sanlúcar la Mayor. De unos y otros pueblos fueron ayer a primera hora de la mañana saliendo esforzados ciclistas -hasta un total de 2.500 humanos y 5.000 ruedas- que se concentraron en torno a la una del mediodía en el siempre socorrido Parque del Alamillo para celebrar el XV Día Metropolitano de la Bici, un evento deportivo y reivindicativo cuyos participantes demandaron al consistorio hispalense que continúe profundizando en un modelo de ciudad mucho más basado en el transporte sostenible.

Inasequibles al desaliento y al estimable ventarrón que ayer despeinaba con fuerza las copas de los árboles en el Paseo de las Delicias, una serpiente multicolor y heterodoxa en edad y formato (las bicis plegables andan pegando bocados con fuerza a las de montaña), se fue concentrando en la Puerta Jerez para, desde ahí, marchar por todo el Paseo Colón y la calle Torneo hasta el Alamillo, meta que a media mañana ya habían conquistado previamente algunos ciclistas aljarafeños. Que la bicicleta promueve la salud, facilita el encuentro con el medio natural y no contamina son verdades como puños que forman parte del abecedario de cualquier militante de las dos ruedas (sin motor, se entiende).

Pero lo que ayer se quiso reivindicar iba más por otros derroteros. "Reclamamos a las administraciones públicas la redacción de un Plan Intermodal Metropolitano de la Bicicleta con financiación específica", dijo Ricardo Marqués, portavoz de la Asociación A Contramano, durante la lectura del manifiesto de esta fiesta ciclista.

El encabezamiento puede sonar muy técnico. Pero sus demandas son bastante sencillas: Una red de carriles bici metropolitana que conecte todos los núcleos de población entre sí y con las terminales del transporte, conexiones seguras entre Sevilla y el resto del área para peatones y ciclistas, aparcamientos o consignas para bicicletas, posibilidad de transportarlas en todos los vehículos públicos, extensión de los servicios bus-bici y recuperación de las vías pecuarias y caminos rurales para uso ciclista y peatonal.

A falta de ver cómo en los próximos meses la actual corporación actuará con estas demandas sobre la mesa, de momento, ayer los organizadores se encontraron con la sorpresa de que éste les exige el pago de una tasa de 3.000 euros en concepto de "acompañamiento policial", demanda que piensan recurrir "por considerar que el ejercicio de los derechos constitucionales de reunión y manifestación no debe estar condicionado al pago de tasa alguna", según Marqués. "Hay poco margen para el optimismo", opinaba sin perder de vista su velocípedo Jaime Alonso, de la Asociación Dos Ruedas de Los Palacios: "Una de las primeras cosas que hizo el PP fue desmantelar la Oficina Municipal de la Bicicleta, menos mal que, como poco, mantienen decentemente el carril que ya existe", aseguraba a la par que asentía con la lectura de cada renglón del manifiesto.

La teoría no faltó a la celebración, pero menos aún la práctica. Algunos que otros no entendían de luchas ni reivindicaciones y pensaban, simplemente, que la conquista de una ciudad a pedales se logra, haciendo lo propio, pedaleando.

  • 1