domingo, 09 diciembre 2018
14:18
, última actualización

El PP-A da plantón al Parlamento

El presidente de la Cámara, Manuel Gracia, no permitió que el portavoz popular diera la réplica a Susana Díaz tras haber consumido su tiempo reglado en la primera intervención.

el 23 oct 2014 / 13:36 h.

PLENO DEL PARLAMENTO ANDALUCÍA La sesión de control al Gobierno de hoy ha descarrilado en una bronca acalorada entre el PP-A y la presidencia del Parlamento. El presidente de la Cámara, Manuel Gracia, no ha dejado que el portavoz popular, Carlos Rojas, hiciera su réplica a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por considerar que ya había consumido sus siete minutos preceptivos en el primer turno de intervención. Rojas se ha puesto en pie para protestar y ha iniciado un diálogo con Gracia, que éste le ha reprochado. “No dialogue con este presidente”, ha insistido. Díaz, que suele abandonar el hemiciclo después de la pregunta del PP, se ha quedado en su sillón contemplando la escena. Rojas ha insistido en tener un minuto más para responder a la presidenta. “Sería bueno para el debate parlamentario y democrático”, ha dicho, pero el presidente del Parlamento, después de varias explicaciones, no ha logrado convencer al PP-A. En ese momento se formó una algarabía en la bancada de los populares, con varios diputados en pie y protestando al mismo tiempo. La parlamentaria del PP y vicepresidenta de la mesa de la Cámara, Esperanza Oña, se ha acercado a Rojas para decirle que Susana Díaz había consumido ocho minutos en su réplica al PSOE, uno más de lo permitido. La secretaria general del PP-A, Dolores López Gabarro, también quería intervenir “por alusiones”, dado que Díaz la había mencionado en su respuesta a Rojas. El desorden de varios diputados del PP en pie pidiendo la palabra a la vez ha hecho que el presidente del Parlamento termine por apagar el micrófono a Rojas, provocando la indignación de sus señorías. La número dos del PP-A ha hecho un gesto con los brazos a su bancada para que todos los diputados abandonaran el hemiciclo en señal de protesta. Ya fuera, rodeados de periodistas, López Gabarro ha confirmado que su grupo presentará una queja por escrito ante la presidencia del Parlamento y ha subrayado que “se le ha puesto la mordaza al portavoz del PP-A”. Minutos después han vuelto al interior de la Cámara para seguir la intervención de su diputada Teresa Ruiz Sillero, que debía preguntar sobre el fraude en los cursos de formación pagados por la Junta. Se-levantan-ParlamentoHacía tiempo, desde 2010, que los diputados del PP-A no escenificaban su descontento dando plantón a la Cámara. La jornada de hoy ha sido también una cascada de recriminaciones de los diputados populares que compaginan su cargo con la alcaldía de sus pueblos, y que tendrán que abandonar el Parlamento tras la sentencia del Tribunal Constitucional que declara incompatibles ambos puestos (ratificando la ley electoral andaluza que recurrió el PP). Todos ellos han denunciado que les “expulsan” del Parlamento, que se van porque les echan, pero no porque quieran irse, porque los ciudadanos les pusieron allí. Es el acto conjunto de despedida, porque previsiblemente en el próximo pleno ya no estarán en la Cámara. Todos excepto la regidora de Fuengirola, Esperanza Oña, que tras 24 años de alcaldía ha optado por seguir de diputada. “La esperanza”. Este episodio vino precedido de un debate entre Susana Díaz y Carlos Rojas menos agresivo que en las últimas sesiones de control. El portavoz popular ha empezado reprochándole a la presidenta que hiciera oposición al Gobierno central desde Andalucía. “Usted no es Pedro Sánchez, esto es una sesión de control del Gobierno andaluz, déjele espacio a Sánchez, no le enmiende la plana un día después de su participación en el Congreso”. Díaz ha vuelto a afearles la falta de liderazgo en el PP-A y ha apuntado a Oña como posible sucesora en el timón de mando del partido, ahora que Dolores López abandonará el Parlamento para seguir como alcaldesa en Valverde del Camino. “Le noto preocupado. El mercado de invierno se acerca, quedan tan solo dos meses. Quizá debe preocuparse por quien tiene más arriba, a la izquierda del presidente (donde se sienta Esperanza Oña), porque quizá ahí algunos han encontrado una esperanza para su partido”.

  • 1