Local

A la Iglesia también le salen indignados

Un grupo de jóvenes católicos de Mairena del Aljarafe protestará ante el Arzobispado para exigir “pluralidad”

el 06 jun 2013 / 22:30 h.

TAGS:

 Una de las reuniones celebradas a la puerta de la iglesia del Espíritu Santo de Mairena del Aljarafe. Una de las reuniones celebradas a la puerta de la iglesia del Espíritu Santo de Mairena del Aljarafe. Defienden la pluralidad dentro de la Iglesia y al mismo tiempo se sienten parte de la misma, aunque no son partidarios de adoctrinar y discrepan en algunos asuntos espinosos, como la falta de libertades impulsada desde la jerarquía en temas como la orientación sexual o el uso del preservativo. Es el pensamiento de un grupo de jóvenes católicos de Mairena del Aljarafe que han convocado para mañana (12 horas) una concentración a las puertas del Palacio Arzobispal contra la “involución” de una Iglesia que “carece de democracia” y que debe tener presente “los derechos humanos”. El grupo convocante se denomina Pastoral Juvenil de la Parroquia Espíritu Santo de Los Alcores. Durante 20 años, muchos de sus integrantes han desempeñado diferentes tareas –sobre todo de catequesis para jóvenes– en esta comunidad. Pero, según informan varios componentes, la llegada del nuevo párroco, Antonio Vergara –a su vez también delegado episcopal para Asuntos Jurídicos de las hermandades–, en septiembre ha supuesto un punto de inflexión y desde entonces sus servicios se han visto afectados. De hecho, señalan que han tenido que realizar las reuniones con los jóvenes en la puerta de la parroquia o en la explanada del aparcamiento del templo, toda vez que, relatan, han sufrido “el desahucio eclesial” al encontrarse poco a poco con más restricciones a la hora de acceder a las dependencias parroquiales. “Han ido cerrando salas hasta dejar sólo abiertos el despacho del párroco y el de la secretaria de éste”, detallan estos jóvenes, que en sus charlas apuestan por “la reflexión y madurez de ideas” frente a “la transmisión mecánica y acrítica de la doctrina de la Iglesia” para llegar a través de este método a un posicionamiento responsable y comprometido en temas como las injusticias, los desahucios, el paro... Pero para dejar claro su trabajo en la parroquia, estos días han hecho público un manifiesto en las redes sociales en el que declaran su desacuerdo con “el desfase y la incapacidad de dar respuestas sólidas y reales de la Iglesia”, a cuya jerarquía acusan de “utilizar” a Cáritas para “justificar su falta de pronunciamientos directos ante necesidades sociales”. También critican la “falta de diálogo interreligioso por parte de la institución eclesiástica”, así como “no dejar trabajar y expresarse libremente a teólogos, sacerdotes y catequistas”. De igual modo, en este documento muestran su disconformidad con “la supresión del papel del laicado impulsado por el Concilio Vaticano II, el celibato obligatorio frente a la libre opción, el no reconocimiento de categoría familiar a dos personas con un proyecto de vida en común, la represión sexual como doctrina, el protagonismo implacable del sacerdote en las eucaristías y la dedicación plena del sacerdote a ser gobernador y cuidador del templo, lo que provoca su incapacidad evangelizadora”. En la convocatoria de mañana esperan reunir a 500 personas y contar con el apoyo de los movimientos civiles y religiosos (Juventudes Obreras Cristianas, Grupos Cristianos afines, Comunidades de Base, Dry Sevilla, Pah Sevilla, 15M...), a los que pide “un talante liberador” para exigir a la Iglesia “la revisión de sus actitudes de censura y represión hacia distintas realidades y sus silencios y ambigüedades”. Desde el Arzobispado, por su parte, se han limitado a aclarar que este grupo de jóvenes de Mairena del Aljarafe no desempeña actualmente ninguna función en la iglesia del Espíritu Santo, pese a “autoproclamarse” Pastoral Juvenil de esta parroquia de la provincia.

  • 1