jueves, 24 enero 2019
12:36
, última actualización
Deportes

¿A la tercera va la vencida?

El Sevilla ya intentó sin éxito remontarle dos veces un 3-1 al Espanyol

el 27 ene 2015 / 21:00 h.

Remontar un 3-1 es bastante difícil en cualquier competición, sobre todo cuando esta se acerca a la gran final. Ese y no otro es el objetivo del Sevilla, que quiere el jueves rehacer el estropicio con el que se vino de Cornellà. El 3-1 que le endosó el Espanyol, que se tomó la cita mucho más en serio, requiere la mejor versión de los de Unai Emery en el partido de vuelta. Este reto ya lo tuvo que afrontar el Sevilla dos veces antes contra el conjunto catalán, y en ninguna de las dos ocasiones tuvo siquiera opciones de acariciar la gesta. Primero fue en 1964: en el partido de vuelta jugado en Nervión no hubo ningún gol (0-0). Después en 1972: el Sánchez-Pizjuán vivió muchos goles, pero repatidos entre ambas escuadras (3-3). Ahora el Sevilla se aferra a su potencial en casa, donde no cae derrotado desde el mes de marzo de 2014 en el derbi de la Europa League, y en el tremendo potencial ofensivo que está demostrando en la actual edición de la Copa del Rey (18 goles en cinco partidos), en la que ya ha eliminado al Sabadell por un contundente 2-11 y al Granada por otra goleada: 1-6. Sólo una vez de las siete veces en las que el Espanyol se puso 3-1 en una eliminatoria acabó eliminado. No es un buen augurio, pero el Atlético sí lo consiguió allá por 1953, cuando primero igualó el 3-1 y acabó goleando al conjunto perico por 5-2 en la prórroga.

  • 1