sábado, 17 noviembre 2018
07:05
, última actualización
Deportes

A por un milagro que ayude a creer

El Sevilla está ante el partido más difícil de la temporada en el peor momento, es tan necesario puntuar en el Bernabéu como complicado.

el 28 abr 2012 / 19:51 h.

Negredo, a punto de disparar.

Los caprichos del calendario le han deparado al Sevilla un puerto de montaña casi insalvable en el momento más crítico de su carrera hacia Europa. A estas alturas y en la posición en la que están, los nervionenses necesitan puntuar como, donde y cuando sea. Pero hasta un empate se antoja un botín prácticamente imposible ante un Real Madrid sin fisuras en Liga y que, para colmo, saldrá al césped encorajinado tras haber sido eliminado de la máxima competición europea de la forma que más duele. Una tanda de penaltis gestionada de forma casi ridícula por los capitalinos puso el broche a una actuación muy por debajo de sus posibilidades en las semifinales de la Champions League que le midieron al Bayern de Múnich.

Sin embargo, la eliminación madridista puede tener una doble cara. El hincha del Bernabéu no suele olvidar con facilidad las derrotas de un equipo hecho a golpe de talonario para ganarlo todo. El miércoles los suyos, desde Mourinho hasta Cristiano Ronaldo, no le dieron la ocasión de viajar a Múnich a por la ansiada ‘décima', que ya lleva más de una década haciéndose esperar, y eso hace mella, aunque el hecho de estar rozando el título de Liga endulzará a buen seguro el ánimo de los merengues.

En donde sí se pueden igualar algo las fuerzas es en el estado físico con el que llegan a la cita los dos equipos. El Sevilla ha pasado una semana casi plácida, con concentración de tres días en la capital de España incluida y comida de esparcimiento en la Feria de Abril antes de marchar. Por el contrario, el Madrid lo dio todo el pasado sábado en Barcelona para ahuyentar sus fantasmas y agarrar parte del trofeo liguero. Por si eso fuera poco, en la prórroga de la semifinal ante el Bayern se pudo ver a unos hombres fundidos físicamente. Mourinho incluso reconoció en su obligada comparecencia el agotamiento de un equipo que en cuatro días se lo jugó y lo dio todo. Precisamente una fortaleza física envidiable ha sido la baza más jugada por los hombres de The Special One. Si se confirma ese cansancio, los de Nervión tendrán muchas más opciones de rascar algo en el coliseo de Chamartín.

Sin embargo, la estadística tampoco es demasiado halagüeña. El Santiago Bernabéu es el segundo estadio más complejo de la Liga después del Camp Nou. El Madrid sólo ha cedido una derrota -ante el Barça en el mes de diciembre-, aunque recientemente ha empatado dos encuentros ante el Málaga y el Valencia que le dieron algo de salsa a la competición. Pero el Sevilla no es precisamente un martillo pilón fuera de casa -sólo ha ganado cuatro encuentros de diecisiete-, aunque llega a Madrid con la posibilidad de convertirse en el único de los ‘mortales' que ha sido capaz de puntuar en los estadios de los dos mastodontes del fútbol español -empató a cero en su visita al feudo blaugrana-.

A pesar de haber logrado hace unos años la vitola de equipo incómodo para el Real Madrid, con victorias sonadas tanto en la Liga como en la Supercopa de España, las últimas goleadas sufridas por Cristiano Ronaldo y compañía han aplacado el ánimo blanquirrojo. Al de Madeira no hay equipo en España que se le dé mejor que el Sevilla, le ha hecho ocho tantos en sus cuatro enfrentamientos ligueros, su mejor media. El año pasado, también en el final de la Feria, el luso se lució con cuatro goles en el Sánchez Pizjuán que redondearon el primero de los dos 2-6 seguidos que ha logrado el Madrid en el coliseo de Nervión. En el segundo de ellos marcó tres.

El regreso de un mito. El Sevilla llega a la capital de la mano de un hombre de la casa blanca. Míchel, emblema merengue en los años de la ‘Quinta del Buitre', tiene la ocasión de puntuar por vez primera ocupando el banquillo visitante del Bernabéu. Dos veces ha ido y su equipo -el Getafe- ha encajado seis goles y no ha sido capaz de marcar. Al técnico sevillista se le adivina una profesionalidad que huye de sentimentalismos en relación al Madrid, club al que no se ha referido ni una sola vez fuera de contexto desde que llegó a Sevilla.

El gran problema para Míchel es que a la dificultad de asaltar el recinto de La Castellana se le suman bajas difíciles de cubrir. Además de los lesionados de larga duración, la reciente caída de Escudé y las sanciones a Gary Medel y Manu del Moral hacen de la misión de pescar algún punto ante el líder el más difícil todavía.

Sin el chileno está más que demostrado que el equipo no funciona, y sin el jiennense los problemas en ataque se multiplican. Para sustituir a Medel está la opción de obligar a Fazio a desempeñar un incómodo papel para él o alinear por primera vez de titular a un Guarente que para variar es duda. Arriba, Míchel tendrá que decidir entre mantener la dupla de delanteros con Babá o centrar a Reyes y seguir con Luna en el extremo izquierdo. Seguramente, lo mejor será confiar en los buenos y que salga el sol por donde quiera.

 

- Alineaciones probables -

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso; Callejón, Özil, Cristiano Ronaldo; e Higuaín.

Sevilla FC: Palop; Coke, Spahic, Fazio, Fernando Navarro; Guarente, Trochowski; Jesús Navas, Reyes, Luna; y Negredo.

Árbitro: Mateu Lahoz.

Escenario: Santiago Bernabéu.

Hora: 12.00

Televisión: Gol T / C+ Liga

  • 1