Local

A prisión el empresario sevillano por malversar fondos de El Ejido

La jueza decretó ayer cárcel incondicional para José Amate, su hijo y sus dos yernos. Las hijas también fueron enviadas a prisión, eludible con una fianza de 50.000 euros.

el 22 oct 2009 / 20:36 h.

TAGS:

El empresario José Amate Rueda, detenido con su familia el martes por ser el vínculo en Sevilla de la trama de corrupción que se investiga en el Ayuntamiento de El Ejido, es el primero de los 20 imputados que ha ingresado en la cárcel de Almería.

Tras interrogarles durante todo el día de ayer, la jueza que instruye el caso, Montserrat Peña, decretó prisión incondicional para el cabecilla, su hijo Alberto y sus yernos, Manuel y Álvaro, imputándoles los delitos de blanqueo, malversación de fondos públicos y falsedad en documento mercantil. Su mujer Aurora Ávila quedó libre con cargos, pero sus hijas fueron a prisión acusadas de los mismos delitos, con posibilidad de eludir la pena con una fianza de 50.000 euros.

Amate, de padre almeriense, es un empresario sexagenario nacido en Carmona, que fue ejecutivo de Abengoa hasta su jubilación y que es muy conocido en El Ejido por su estrecha relación con el regidor. Es el hombre al que el alcalde del PAL, Juan Enciso, (detenido por corrupción) agradeció en un mitin de las pasadas municipales "todo el apoyo" que le había prestado. El epicentro de la trama que investiga la Fiscalía Anticorrupción se encuentra en una concesión administrativa -Empresa Mixta de Servicios Municipales (ElSur)-, que estaba presidida por Enciso y de la que Amate fue director de explotaciones durante el tiempo en el que estaba siendo investigada, hasta finales del año pasado.

Más implicaciones. ElSur se encargaba de gestionar y subcontratar todos los trabajos de mantenimiento, electricidad, agua y alcantarillado de El Ejido. Su único cliente era el consistorio. Es una sociedad participada en un 30% por el Ayuntamiento y en un 70% por el grupo Agua y Gestión, cuyo accionariado se reparten Befesa (Abengoa); Cajasol; Cajasur e Itsmo 94. El consejo de administración de Agua y Gestión se reunió ayer de urgencia para analizar cómo abordar el hecho de que una de sus filiales esté siendo investigada por corrupción.

ElSur no presentó el año pasado sus cuentas individuales. Según el registro mercantil de Almería, éstas se han depositado de forma consolidada en el registro mercantil de Sevilla junto a las de Aguas y Gestión. Los datos dicen que la filial aportó más medio millón de euros de beneficios a su empresa matriz. Por ahora, la Fiscalía no les ha exigido ninguna documentación y fuentes de Aguas y Gestión descartan que el gabinete jurídico "por el momento se haya planteado iniciar acciones legales" contra ElSur.

La empresa usaba 12 subcontratas "ficticias", muchas a nombre de las esposas e hijas de los políticos y empresarios imputados. La sociedad desviaba grandes cantidades de dinero público (150 millones de euros en seis años), que después se justificaban inflando los costes de obras municipales. En los plenos del Consistorio de El Ejido era habitual escuchar a la oposición denunciar estos desfases. El PP presentó la factura de una de las subcontratas de la instalación de una bombilla en un colegio por más de 3.000 euros. A pesar de que la oposición denunció las irregularidades en el plano político, y de que los sindicatos se querellaron contra ElSur en el plano laboral, el trasfondo de corrupción no se destapó hasta que un "chivato" de dentro de ElSur lo denunció a la Fiscalía. La Operación Poniente se inició en 2007 y se prolongó hasta ahora. En abril de 2009, se pincharon los teléfonos de los principales sospechosos: el alcalde, Amate y el interventor del Ayuntamiento, José Alemán.

Por ahora, sólo el empresario ha sido interrogado. El alcalde y Alemán pasarán hoy a disposición judicial. El abogado del regidor, Francisco Torres, reiteró que su cliente está "tranquilo" y confía en salir libre hoy. Entre los 20 detenidos, algunos han quedado en libertad con cargos, como la hija y la esposa de Enciso. La mujer del interventor, Isabel C., fue enviada a prisión el miércoles, pero ayer salió en libertad tras pagar la fianza de 90.000 euros.

  • 1