Local

A prisión por cometer seis robos con un machete en el centro

Fueron en las calles Bécquer, Feria, Antonio Susillo y Faustino Alvarez.

el 12 mar 2014 / 12:07 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a un hombre  de 36 años de edad como presunto autor de seis robos con violencia e  intimidación, en los que actuaba armado con un machete, en las  inmediaciones de la calle Feria de la capital hispalense en tan sólo  cuatro días, en concreto del 1 al 4 de marzo, hechos por los que el  juez ha ordenado su ingreso en prisión. Según ha informado la Policía en una nota, el detenido actuó de  forma muy rápida, de manera que el primero de sus robos lo cometió en  una farmacia la tarde del 1 de marzo, establecimiento en el que entró  solo, extrajo el machete de entre sus ropas e intimidó a la cajera,  que muy asustada y nerviosa no pudo ni moverse, por lo que éste pensó  que había activado alguna alarma o que iba a bloquear las puertas,  por lo que huyó del lugar. "Frustrado", apenas dos horas y media después, sobre las 21,00  horas, actuó de nuevo en plena vía pública, siendo la víctima una  mujer que se dirigía a su casa junto a su hijo de 13 años. Al día siguiente, el detenido volvió a actuar en una calle próxima  con idéntico 'modus operandi'. Asimismo, el 3 de marzo cometió dos robos, uno a las 17,00 horas y  otro a las 19,40 horas, estando en este último caso la víctima con su  bebé de siete meses. Al día siguiente, sobre las 20,00 horas del 4 de marzo, fue  detenido "prácticamente in fraganti" tras cometer el último de sus  robos. ZONA DE ACTUACION MUY DEFINIDA Recibidas las denuncias por los agentes adscritos a la Comisaría  de Distrito Centro, estos establecieron un dispositivo para la  identificación, localización y detención del autor, basándose en sus  características físicas y las descripciones aportadas por sus  víctimas, así como su 'modus operandi' y su zona de actuación, siendo  ésta el cuadrado delimitado por las calles Bécquer, Feria, Antonio  Susillo y Faustino Alvarez. La rapidez con que esta persona literalmente "desaparecía" del  distrito, marchándose a pie del lugar de los hechos tras cometer los  robos pese al empeño que los agentes ponían en su localización  peinando el distrito minutos después, fundamentó su hipótesis de que  el autor tenía un "refugio", un piso o vivienda en una calle muy  próxima a su zona de actuación. De este modo, y gracias al referido dispositivo, los agentes del  Grupo Hércules localizaron al autor de estos robos después de que  cometiera el último de ellos, deteniéndolo prácticamente 'in  fraganti' en la calle Escoberos. Finalizadas las diligencias policiales, el detenido, al que le  constaba una detención anterior, en octubre de 2011, por un ilícito  de la misma naturaleza, pasó a disposición judicial, decretándose su  ingreso en prisión.

  • 1