Cultura

¿A qué suena la huerta del Monasterio de la Cartuja?

Cuando a Jesús Palomino (Sevilla, 1969) le llegó el encargo de realizar una obra en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) el artista comenzó a pensar en lo que no quería hacer.

el 16 sep 2009 / 03:31 h.

Cuando a Jesús Palomino (Sevilla, 1969) le llegó el encargo de realizar una obra en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) el artista comenzó a pensar en lo que no quería hacer.

Así, "por eliminación", cuenta que llegó a la conclusión de que iba a elaborar "una obra sencilla, poco costosa, nada intrusiva y con una puesta en escena muy sencilla". El resultado es 20 altavoces reproduciendo el sonido del lugar, título de una singular propuesta enmarcada en el tiempo (podrá disfrutarse hoy y el próximo sábado) y cuyos únicos elementos en juego son los citados 20 altavoces y el sonido ambiente de la Cartuja.

Suerte de paisaje sonoro, Palomino situará hoy los altavoces en una línea de 100 metros, invitando al paseante a confrontar el sonido grabado hace un mes en la huerta del Monasterio, con el sonido real que se experimente hoy. Sin ánimo de hacer ecología acústica, pero sí con la idea de conectar este oásis de paz con el fragor que llega del centro de la ciudad, el artista, más conocido por sus instalaciones tridimensionales, tiene en este proyecto su primera experiencia con el arte sonoro.

¿A qué suena, entonces, la huerta? "En realidad, no pasan muchas cosas", advierte. "Se oyen pájaros, helicópteros, algún avión, el viento y... lo más llamativo, el inmenso rumor de la ciudad, un ruido perenne y muy intenso que no percibimos activamente", explica Palomino. Pasear hoy alrededor de sus altavoces servirá al auditor para experimentar una sensación de "sonido duplicado" en un rincón de la Cartuja que, generalmente, escapa del recorrido que realiza el visitante ocasional del centro.

Afirma el autor, a pocas horas de estrenar su trabajo, que ni siquiera tiene clara la idea de autoría: "El sonido no es mío, lo he tomado prestado y no lo he manipulado. Ésta obra es realmente una mirada periférica, una reflexión en manos del público".

  • 1