sábado, 16 febrero 2019
11:08
, última actualización
Deportes

A salir con vida de la Costa da Morte

Previa. Después del palo de Bélgica, el CB Sevilla se enfrenta esta noche al Obradoiro (20 h.) con la idea de no recaer otra vez en sus problemas.

el 29 nov 2014 / 10:37 h.

Sevilla 12/11/2014 CB Sevilla - Nymburk (Eurocup)foto: Inma Flores Piña de los jugadores del CB Sevilla antes de un partido. / Foto: Inma Flores Los 40 minutos que disputará esta noche el Baloncesto Sevilla en el pabellón Fontes do Sar suponen un chequeo médico para comprobar que el equipo no ha vuelto a recaer en sus dolencias de comienzo de temporada. La derrota ante el Charleroi del pasado miércoles han puesto en duda que la recuperación del enfermo sea completa puesto que el conjunto de Scott Roth presentó un cuadro de síntomas que parecían ya superados, pero que han vuelto a reaparecer. Los pecados de las pérdidas de balón volvieron a ser decisivas en la derrota ante el equipo belga. Lo peor de todo es que fueron errores no propiciados por la buena defensa del rival, sino, más bien, fruto de fallos infantiles en pases que parecían de lo más sencillo. La llegada de Woodside debe ser el antídoto contra ese problema. El base estadounidense viajó ayer a Santiago de Compostela, ya tiene asignado dorsal (10) y podría tener algunos minutos ante el conjunto gallego. Su perfil muestra a un jugador que tiene que aportar esa tranquilidad, experiencia y buena lectura de juego que permita no despilfarrar tantas posesiones sin ni siquiera lanzar a canasta. “Es un jugador que tiene mucha experiencia y creo que va a ayudar a l equipo y a mí personalmente”, reconocía ayer Nikola Radicevic en declaraciones a la web de la entidad. El conjunto de Moncho Fernández se presenta al encuentro con un apacible balance de cuatro victorias y cuatro derrotas, aunque en la última jornada salió derrotado de su visita a Murcia. La tendencia del equipo gallego desde que regresó a la ACB es que sea un equipo muy complicado de derrotar en su pista. De los cuatro triunfos que ha conseguido este curso, tres han sido en su sede de Fontes do Sar. “Se trata de un equipo que juega muy duro, que defiende con mucha intensidad, sobre todo en su cancha”, apuntaba Radicevic. El conjunto de Scott Roth necesita recuperar la versión que ha ofrecido en los tres últimos partidos de la Liga Endesa para intentar sorprender al conjunto de Santiago de Compostela. Al contrario de lo que sucedió al comienzo del curso, ahora el equipo muestra mejor cara en la competición doméstica que en la europea. “El partido ante el Charleroi fue muy malo. Salimos sin energía, sin fuerza; lo que hicimos ante el Real Madrid o el Estudiantes fue muy distinto. Estamos en un buen momento en la ACB, sólo tenemos que hacer nuestro juego. Mostrar lo que hacemos en los entrenamientos cuando llega el partido”, aseguró Radicevic.

  • 1