lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Deportes

A vueltas con la portería bética

Stephan Andersen ‘amenaza’ con forzar su salida en enero mientras Guillermo Sara suscitó algunas dudas en Getafe.

el 10 oct 2013 / 00:20 h.

BETIS 13-14 El debate que siempre se genera cuando un equipo no logra los resultados esperados está centrado, en el Betis de la actual campaña, en la delantera. Tal es la sequía productora y tal es la relevancia que provoca la ausencia de Rubén Castro como referente. Sin embargo, conforme la maquinaria verdiblanca sigue sin rendir a satisfacción, el debate está virando hacia otros aspectos del juego y hacia otras demarcaciones, como pueda ser la portería. Si bien en las ocho jornadas ligueras el equipo de Mel ha encajado tres goles menos que en la pasada campaña a estas alturas (10 por 13), no terminan de convencer las prestaciones de los dos cancerberos foráneos (Stephan Andersen y Guillermo Sara) que vinieron a reemplazar a los canteranos salientes, Casto y Adrián Y lo que es peor, el reparto de roles –el argentino titular en la competición doméstica; el danés, en la continental– no parece que sea aceptado de buen grado, al menos por este último. De hecho, el cancerbero nórdico ya ha dejado caer en más de una ocasión que los técnicos de la entidad le garantizaron de algún modo un papel principal en el equipo cuando fueron a ficharle, y tratándose de un guardameta veterano (31 años) con amplia experiencia internacional –titular fijo de la selección danesa, sin ir más lejos–, es hasta cierto punto comprensible que no acabe de asumir su suplencia en Liga. Sobre todo cuando fue titular en la jornada inaugural, en el Santiago Bernabéu, donde cuajó un buen encuentro –con varias intervenciones de mérito ante Cristiano Ronaldo, por ejemplo– aunque se le achacó que pudo hacer más en el empate de Benzema. A partir de ahí desapareció de la alineación titular en beneficio de Sara y quedó relegado al rol de portero para la Liga Europa, habiendo jugado la vuelta ante el Jablonec (6-0) y los dos partidos de la fase de grupos, ante el Olympique de Lyon (0-0) y en el feudo del Rijeka croata (1-1). Andersen, que se halla en su país precisamente concentrado con su selección, lanzó este miércoles otra señal de disgusto con su situación e incluso llegó a amenazar con buscar una salida en enero: “Si esto no cambia, en el mercado invernal tendremos que tomar medidas porque yo también tengo que pensar en mi selección”, declaró al medio Ekstra Bladet, al que de todos modos reconoció que se encuentra muy a gusto en lo personal y familiar: “Estoy jodidamente feliz de estar allí. El Betis es un club muy bueno con un gran estadio. La familia se ha adaptado bien y hemos encontrado una buena escuela para nuestra hija. Sevilla es una ciudad preciosa”, señaló el exportero del Évian galo. Lo cierto es que, si Andersen se mostró errático en algunos partidos de pretemporada –el más ostensible ante el Everton–, también Guille Sara ha alternado actuaciones muy destacadas, como en San Mamés, con algunos fallos. Sin ir más lejos no anduvo fino en la salida en el 2-1 del Athletic, y en Getafe se comió el golazo de Pedro León y tampoco acertó en su salida ante Colunga, que le hizo una vaselina impecable. Sara, titular en las últimas siete jornadas, ha sabido rehuir la polémica y hablar en el campo. Con Andersen en Dinamarca, Mel ha tirado esta semana para los entrenamientos del canterano Javi Montoya, que se ejercita junto al primer equipo desde este miércoles. El cancerbero, que ya realizase la pretemporada, está luciendo con el filial: el pasado fin de semana incluso detuvo un penalti en la victoria ante el Pozoblanco (0-1).

  • 1