Local

Abantal atesora la única estrella Michelín que queda en Sevilla

El restaurante Santo pierde este reconocimiento en la Guía Roja de 2013 al cambiar el equipo de chef

el 22 nov 2012 / 21:09 h.

TAGS:

La gastronomía sevillana se queda con una única estrella Michelín. El restaurante Abantal, en La Florida, mantiene este sello de distinción mientras que Santo lo ha perdido en la nueva edición de la Guía Roja para España y Portugal 2013, que se presentó ayer en el hotel Ritz de Madrid.

De las dos estrellas Michelín que existía en la ciudad, sólo se ha renovado una. Julio Fernández, chef y copropietario de Abantal, recibía la noticia con cierto sabor "agridulce", pues lamentó que en los últimos años haya descendido notablemente el número de establecimientos incluidos en esta prestigiosa lista: "Hemos pasado de tener cuatro [dos por La Alquería del hotel Benazuza de Sanlúcar la Mayor, una por Santo y otra por Abantal], a tener una sola". En este sentido, Fernández destacó la repercusión que ello tendrá en el turismo gastronómico de la ciudad, pues es "un atractivo añadido" a la hora de visitar una u otra ciudad.

Pese a tener casi ocupada la lista de reservas para las próximas semanas, el chef de Abantal aseguró que "aún tiene disponibilidad" para el próximo mes de diciembre, pero que, no obstante, ya cuenta con reservas para dentro de dos años. La carta está inspirada en la cocina andaluza contemporánea, donde actualmente destacan las setas de temporada, el jamón de Alanís y el mero amarillo de Conil, entre otras exquisiteces.
Por su parte, desde Santo se puntualizó que la salida de su restaurante de la lista Michelín ha estado motivada por un cambio realizado en el equipo de chef. Así, fuentes del negocio detallaron que no se ha renovado el convenio con Martín Berasategui, con quien se veía trabajando desde hace más de una década. Al parecer este establecimiento situado en pleno Centro de Sevilla, a pocos metros de la Catedral y la Giralda, ha decidido implantar una nueva filosofía en sus fogones, imprimiendo así un nuevo aire a su cocina.

Junto a Santo, también han perdido su estrella otros siete restaurantes del país. Todos ellos porque han cerrado a lo largo de los últimos meses: Evo, Tristán, Alejandro, Los Avellanos, Arrop, Ca Sento y Torrijos. Curiosamente, los tres últimos pertenecen a Valencia.

Frente a ello, la Guía Roja para España y Portugal 2013 ha traido una buena cosecha de estrellas, no exentas de sorpresas. La edición de este año incorpora dos nuevos tres estrellas, con lo que España cuenta de nuevo con siete triestrellados. Al olimpo de los escogidos se incorporan Quique Dacosta, de Denia, que tiene al frente al chef del mismo nombre y que llevaba ya varios años esperando y mereciendo dar el salto a la máxima categoría, y como gran sorpresa el restaurante Azurmendi, de Larrabetxu (Vizcaya), del cocinero Eneko Atxa, que hace tan solo dos años había logrado su segunda estrella.

Sorprende que no se conceda el máximo galardón a otro de los grandes restaurantes de España, Mugaritz, del también vasco Andoni Luis Adúriz, cuya cocina vanguardista inspirada en la naturaleza, que está entre las mejores del mundo, no acaba de convencer a los inspectores de la Michelín. También, en contra de lo que se especulaba, Madrid ha vuelto a quedarse fuera del reparto y seguirá, un año más, sin ningún tres estrellas.

  • 1