Cultura

Abraham Lacalle, MP Rosado y Miki Leal reúnen su obra en 'Trasfábula'

La pintura, desde la figuración, y una férrea voluntad de narrar ha unido a los artistas andaluces Abraham Lacalle, Miki Leal y los gemelos Mp&Mp Rosado en la exposición conjunta Trasfábula, que se expone estos días en Salamanca y que ha servido para editar en una ambiciosa publicación toda la obra pictórica de estos tres creadores.

el 16 sep 2009 / 00:32 h.

La pintura, desde la figuración, y una férrea voluntad de narrar ha unido a los artistas andaluces Abraham Lacalle, Miki Leal y los gemelos Mp&Mp Rosado en la exposición conjunta Trasfábula, que se expone estos días en Salamanca y que ha servido para editar en una ambiciosa publicación toda la obra pictórica de estos tres creadores.

A excepción de Miki Leal (Sevilla, 1974), pintor figurativo desde sus inicios, entregado a la Pintura con mayúsculas y sin reservas en una ascendente carrera que le ha situado como uno de los artistas nacionales más solicitados en las ferias de arte contemporáneo; Abraham Lacalle (Almería, 1962) y Manuel y Miguel Rosado (San Fernando, 1971) se presentan estos días en Salamanca -hasta el 26 de abril en la sala de la Hospedería Fonseca- con un trabajo que bien podría entenderse como una práctica marginal dentro del conjunto de su obra. El dibujo, la figuración y el relato no caracteriza, precisamente, la trayectoria del más veterano, Lacalle, ni la de los eminentemente escultores Rosado. Sin embargo, sobre esos tres puntales, el comisario Alberto Martín ha construido la exposición a tres bandas Trasfábula, con la que este trío de artistas que trabajan en Sevilla, pero con apenas visibilidad en la ciudad, demuestran su amplia y poderosa presencia en el panorama expositivo nacional.

"Ya no podemos hablar de prácticas marginales. En el caso de los MP, sus dibujos han ido alcanzando un alto grado de autonomía, ya no son deudores de la obra que van a hacer a continuación; puede decirse que son un universo autónomo", explica Martín a El Correo, que realiza la misma reflexión sobre el trabajo que presenta en Trasfábula Abraham Lacalle, eminentemente abstracto hasta la fecha. "En el fondo, sus obras siempre han sido muy narrativas, sólo que la palabra se ha escondido detrás de la pintura, del color".

En concreto, Trasfábula presenta tres trabajos unidos por la narración y los referentes literarios y culturales de cada uno de los artistas. Abraham Lacalle, en primer lugar, presenta una serie de dibujos en los que realiza un acercamiento al cómic, con tiras "que no se pueden leer de seguido" y en las que traduce a este género párrafos especialmente significativos de cuatro de sus novelas fetiche: Meridiano de sangre, de Cormac McCarthy; La calera, de Thomas Bernhard; 1280 almas, de Jim Thompson; o la conocida obra de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, en la que se inspiró la película Blade runner.

"El hilo conductor es la violencia y los distintos formatos en los que se presenta. Su selección literaria refleja con claridad la opción de transitar por una línea de sombra que delimita umbrales existenciales inciertos e inquietantes", responde el comisario, que explica cómo ha realizado Lacalle estos cómics, utilizando los "cuatro colores básicos de los bolígrafos bic". Esto es, el azul, el rojo, el negro y el verde.

Mp&MP Rosado, por su parte, presenta los 44 dibujos que sirvieron para ilustrar la edición especial de El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, que Galaxia-Gutenberg sacó a la luz el pasado mes de diciembre. "En el caso de los gemelos, el tema estaba clarísimo", reconoce Alberto Martín, para quien los hermanos plantean en esta serie "una forma de existencialismo" que les une con sus compañeros de exposición. "En este caso, son unos dibujos que recorren las grietas argumentales por donde poder vislumbrar los escenarios que configuran este drama sobre la identidad", añade Martín.

Ya finalmente, el joven Miki Leal presenta un conjunto de obras -"con una firme voluntad de serie"- que "se pueden leer independientemente, pero que responden a un criterio único": la música de jazz como universo musical estrictamente americano. Leal muestra ahora toda esa iconografía popular que le dio a conocer en vinilos antiguos y cartelería, sobre los cuales edifica progresivamente "una sutil genealogía americana", según el comisario de la exposición.

La muestra terminará su periplo en la misma Salamanca, puesto que aún no tiene programada una itinerancia por otras ciudades: "Es una pena que ninguna institución con sede en Sevilla se haya interesado aún por el proyecto", se lamenta Martín.

  • 1