Local

Abre el nuevo tanatorio el día que el pleno decide sobre el crematorio

Écija tiene desde hoy un nuevo tanatorio, que ha sido inaugurado ya oficialmente. Precisamente hoy se celebra un pleno extraordinario pedido por tres partidos de la oposición para que no se instale un horno crematorio, pese a que la empresa propietaria tiene informes favorables a ese servicio.

el 15 sep 2009 / 08:00 h.

TAGS:

Écija tiene desde hoy un nuevo tanatorio, que ha sido inaugurado ya oficialmente. Precisamente hoy se celebra un pleno extraordinario pedido por tres partidos de la oposición para que no se instale un horno crematorio, pese a que la empresa propietaria tiene informes favorables a ese servicio.

De hecho, el nuevo tanatorio de Écija está diseñado para contar con un servicio de cremación. Pero el lugar reservado para el horno incinerador está aún en obras porque la empresa que gestiona el recinto, Tanatorio de Écija S.L., no tiene todvaía la licencia para el mismo, pese a que tiene un primer informe positivo de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

La apertura de un horno incinerador ha provocado la protesta de un grupo de propietarios de las huertas del Camino del Valle, cercanas al Cementerio Municipal y, por tanto, a la parcela en la que se abre el nuevo servicio funebre. Estos vecinos dicen que el humo que resulta de la cremación de cadáveres es nocivo para la salud y han llegado a asegurar que provoca cáncer. Han interrumpido un pleno municipal con sus protestas y acusaron al alcalde de la ciudad, Juan Wic (PSOE) de un intento de chantaje con esta cuestión.

La empresa que gestiona el nuevo tanatorio apunta que "un coche circulando por la ciudad contamina más" y respalda su afirmación con el escaso número de incineraciones que se atenderán - la comarca de Écija registra menos de 300 fallecimientos al año y, evidentemente, no todos eligen la incineración - y asegurando que el horno crematorio cuenta con tecnología para que sus emisiones "inodoras e insípidas, no contengan ningún componente que afecte al ser humano". El horno debe cumplir, además, con el Reglamento de la Calidad del Aire de la Junta de Andalucía y con la normativa de la Unión Europea al respecto, y estaría sujeto a controles periódicos de calidad ambiental.

Pero mientras se resuelve la concesión de la licencia para la instalación del crematorio, el tanatorio recién abierto va a contar con cuatro salas de velatorio, cada una independiente del resto, con aseos, túmulos refrigerados, una capilla aconfesional para 150 personas, tienda de flores y artículos funerarios, una cafetería, sala de autopsias y un parking para 100 vehículos. Además, el edificio, de 2.000 metros cuadrados y presidido por un vestíbulo de 448 metros, está adaptado para discapacitados.

Hasta ahora, Écija contaba con una sala para velar a los difuntos, en un anexo al hospital San Sebastián, con escasa capacidad y bastante deteriorada.

  • 1