domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Economía

Abriendo puertas a pymes

Andalucía Business Angels Network es una organización privada sin ánimo de lucro que ofrece su experiencia en gestión y sus contactos.

el 17 nov 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Miguel E. Jiménez es el presidente de ABAN desde junio. / Carlos Hernández Miguel E. Jiménez es el presidente de ABAN desde junio. / Carlos Hernández Se ha llevado diez años como máximo responsable de Unión Fenosa Gas en Andalucía. La pasada primavera la reestructuración de la compañía le obligaba a volverse a Madrid, así que optó por desvincularse de ella pero permanecer en esta comunidad. Desde el pasado mes de junio, Miguel E. Jiménez preside una organización que no es muy conocida pero que quiere impulsar en esta nueva etapa, Andalucía Business Angels Network (ABAN), la apuesta de un conjunto de empresarios a los que les une el interés por ayudar a las empresas andaluzas a crecer. Y lo hacen desinteresadamente. No hay ánimo de lucro. «El principal problema del tejido empresarial andaluz es que está muy atomizado y en este caso el tamaño está muy relacionado con la innovación». Al pequeño le resulta mucho más complicado pensar siquiera en innovar, más en tiempos de crisis, donde el objetivo fundamental es sobrevivir. Por esta razón, explica Jiménez, en 2012 se puso en marcha esta idea promovida por el abogado Carlos Carmona Román (Maestranza Consultores), quien en este tiempo ha ido sumando apoyos y adhesiones partiendo de la idea de que «la unión de esfuerzos sirve para ganar competitividad, tamaño y sinergias generadoras de cambio». Se trata, así pues, de «aunar experiencia en gestión empresarial, innovación y planificación de negocios, buenas ideas y contactos profesionales» para contribuir con su particular grano de arena a «dimensionar y consolidar» a las empresas andaluzas. Aunque en un primer momento, el esfuerzo iba dirigido hacia los emprendedores, en esta nueva fase los profesionales que participan quieren tender la mano a las firmas de tamaño medio, que «son las que generan más empleo, para ayudarlas a crecer y a aumentar su competitividad». ¿Y eso cómo se hace? Pues realizando un diagnóstico gratuito que ofrezca, en algunos casos, las claves que necesitan para dar el salto exterior; en otros, para analizar dónde está su potencial de crecimiento; o para detectar dónde se hallan sus mayores debilidades con objeto de que éstas puedan subsanarse. A partir de ahí queda en manos de la pyme la decisión de cómo afrontar sus necesidades y a quién contratar para solventarlas. «Puede ser con cualquiera de nuestros profesionales o con terceros de su confianza». No hay compromiso de ningún tipo. «Lo que vamos a intentar es que ABAN sea una institución creíble, capaz de generar confianza para que una empresa que está en un polígono y que sabe mucho de su oficio pero no tiene un buen planteamiento de gestión empresarial pueda crecer», señala Jiménez. Una plataforma que se basa en la red de relaciones, contactos y sinergias y que está fructificando en acuerdos de colaboración como el alcanzado con la firma sevillana de ingeniería Ayesa, que prestará su experiencia y aval en los mercados internacionales para servir como «cabeza tractora» de otras empresas que, por su tamaño, no pueden pensar en optar a trabajos que las multinacionales españolas que operan en el extranjero necesitan subcontratar, pero que sí podrían responder por sus capacidades técnicas. «Si damos ese marchamo de calidad y ese aval podemos ganar la confianza de las grandes para que confíen en otras más pequeñas» con las que se va de la mano. La idea es que cada uno aporte su experiencia, su saber hacer, sus relaciones y contactos y lo ponga a disposición de todos, explica. No quieren empezar la casa por el tejado, sino ser realistas. «Hay que crecer con el vecino, ir desde lo local a lo global, no todos tienen por qué exportar». Las bases se están sentando, y ya hay contactos para establecer marcos de colaboración con entidades como la escuela de negocio EOI o la Fundación ONCE, entre otras. Entre las primeras iniciativas que van a tomar forma se encuentra además un ciclo de conferencias en colaboración con la Cámara de Comercio de Sevilla, con el propósito de «buscar puntos de encuentro que fomenten el desarrollo empresarial, establecer vínculos y profundizar sobre las claves del crecimiento». Un ciclo que inaugurará el próximo 2 de diciembre la conferencia El futuro de la energía. ¿Quién dicta las reglas del juego? a cargo del profesor del IESE y ex director general de Unión Fenosa, Juan Luis López Cardenete.

  • 1