viernes, 26 abril 2019
17:21
, última actualización
Local

Absuelto de violar a su esposa al ser la denuncia "escasamente verosímil"

Ocurrió en el Hospital de Valme. Los jueces llaman la atención sobre el hecho de que la víctima no pidiera ayuda ni asistencia médica y no denunciara los hechos hasta once días después.

el 03 abr 2014 / 17:13 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha absuelto a un hombre, para quien pidieron diez años de cárcel por, supuestamente, violar a su esposa en el cuarto de baño de la habitación de un hospital donde su hija estaba ingresada con neumonía.   Una sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, dice que la denuncia de S.J.O. es "escasamente verosímil" pues la supuesta violación ocurrió en un baño "situado a la entrada de la habitación", en la que continuamente entraba personal del hospital y familiares que visitaban a la niña.   Además, los jueces llaman la atención sobre el hecho de que la presunta víctima, pese a encontrarse en un hospital público, no pidió ayuda ni asistencia médica y no denunció los hechos hasta once días después.   La mujer aseguró entonces que su marido, del que estaba en trámites de separación, la violó hacia las 21 horas del 16 de diciembre de 2011 cuando ambos estaban en el hospital de Valme de Sevilla dado que su hija común, de un año de edad, estaba ingresada con neumonía.   La mujer aseguró que su esposo la arrastró hasta el baño, le bajó las mallas y la ropa interior y la penetró vaginalmente por la fuerza pese a que ella le decía que no quería mantener relaciones sexuales.   La sentencia recoge que, tras la supuesta agresión, la mujer siguió durmiendo con su esposo durante los días que la niña siguió ingresada, hasta el 23 de diciembre, y además los trabajadores del hospital declararon que denunciante y denunciado se comportaban como una pareja normal y que incluso les veían "acaramelados" y a él "empalagoso".   Según el fallo, una de las testigos relató que llegó a ver a la denunciante "sentada en el sillón sobre las piernas del acusado y a éste con una mano bajo la camiseta de ella", lo que contradice la afirmación de la supuesta víctima de que "durante la estancia en el hospital habló con su marido lo mínimo imprescindible".   La denunciante aseguró que, tras la supuesta violación, acudió a una farmacia para comprar la llamada píldora del día después, pero el recibo de 13,75 euros que aportó no informa de cual fue el producto adquirido y, en caso de ser cierto, "no permite en absoluto descartar que la relación sexual, de haber existido, hubiera sido consentida", según los jueces.   Junto a ello, la sentencia recuerda que la pareja está enfrentada en un divorcio en el que ambos reclaman la custodia de su hija común, por lo que "no se pueden descartar motivos espurios" en su actitud.   Se da la circunstancia, además, de que escasos días antes de la denuncia, el ahora procesado puso una denuncia contra la madre de su esposa por un altercado que tuvieron en la guardería del hospital.   S.J.O., que además "no presenta síntomas propios de una mujer maltratada", pidió para su esposo diez años de cárcel, aunque la Fiscalía de Sevilla solicitó la absolución.

  • 1