Local

Absuelto el administrador judicial acusado de apropiarse 879.806 euros

La Audiencia de Sevilla ha absuelto, por falta de pruebas, a un administrador judicial que fue juzgado, junto a otras cinco personas, por apropiarse de 879.806 euros depositados en la caja fuerte de una empresa cuya gestión le encomendó el tribunal.

el 15 sep 2009 / 10:03 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha absuelto, por falta de pruebas, a un administrador judicial que fue juzgado, junto a otras cinco personas, por apropiarse de 879.806 euros depositados en la caja fuerte de una empresa cuya gestión le encomendó el tribunal.

La sentencia de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, dice que "no existe prueba directa de dicho apoderamiento" del dinero y que "no puede descartarse la intervención de terceras personas".

El procesado F.J.R.G. había sido nombrado el 2 de octubre de 2003 administrador judicial de una empresa de acero inoxidable de Alcalá de Guadaira (Sevilla), lo que provocó el cese de su propietario, que "abandonó las instalaciones sin entregar al nuevo administrador las llaves de la misma".

Al día siguiente, el administrador, a quien acompañaba su padre y también acusado L.R.G., que además era hermano del propietario, dio día libre a los trabajadores tras manifestarles que "necesitaba conocer el funcionamiento de la empresa".

El 6 de octubre -añade la sentencia- el dueño de la empresa acudió al juzgado con el dinero que adeudaba, por lo que el juez le devolvió la propiedad y acordó el cese del administrador judicial.

Fue entonces cuando el dueño y su letrado comprobaron que en la oficina de la empresa "había un hueco donde antes había sido instalada una caja fuerte", que se habían llevado con los 879.806 euros depositados en su interior, junto a otros efectos tales como un ordenador portátil, anagramas de oro de la empresa, una cámara de fotos y el utillaje de una máquina.

Por estos hechos fueron juzgados el administrador judicial, el hermano del empresario, que había iniciado el procedimiento judicial, y cuatro hijos suyos, para los que la acusación particular pidió ocho años de cárcel a cada uno.

La Fiscalía solo imputó al administrador, para quien solicitó dos años y medio de cárcel, pero la sentencia absuelve libremente a todos ellos por falta de "prueba directa de dicho apoderamiento".

Entre los elementos a favor de los acusados, los jueces recogen que no se hizo inventario de los bienes de la empresa, "por lo que no se puede asegurar con certeza que el 2 de octubre estuviese la caja de seguridad, y en caso de que estuviese, el dinero que había en su interior".

Además, no se explicó "si había o no varias puertas" en la empresa que permitieran entrar a su recinto, pues varios testigos dijeron en el juicio que existían otras entradas en la parte posterior.

Tampoco consta cuantas personas tenían llave de las instalaciones, pues al menos la tenían una secretaria y el vigilante de seguridad, añaden los jueces.

En cuanto al dinero, la sentencia "no entiende" el error en que incurrió el dueño en su denuncia, pues en su primera comparecencia dijo que en el interior de la caja fuerte había "520.000 euros más provisiones" pero luego lo cifró en 879.806 euros, pese a que supuestamente el 30 de septiembre, unos días antes, había hecho inventario junto con su contable.

Por ello, los jueces aprecian numerosas "lagunas y contradicciones" en la acusación, que deja con "indicios claramente insuficientes" para condenar a los procesados.

  • 1