Local

Absuelto un hombre acusado de abusar de la nieta de su compañera

La Fiscalía pidió once años de cárcel por abusar sexualmente de una niña de cuatro años.

el 30 may 2014 / 11:57 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha absuelto a un hombre, para quien la Fiscalía pidió once años de cárcel por abusar sexualmente de una niña de cuatro años, nieta de su compañera sentimental. Una sentencia de la Sección Primera, a la que ha tenido acceso Efe, dice que el procesado Juan A.M., de 33 años, mantenía en noviembre de 2011 una relación sentimental con la abuela de la menor, entonces de cuatro años. Por este motivo, en la tarde del 11 de noviembre de 2011 recibió la visita de la niña y su abuela en el domicilio que compartía con sus padres en Lebrija (Sevilla) y el 15 de noviembre la menor contó a su madre que tenía molestias en los genitales. Al día siguiente, la madre llevó a la niña al Centro de Salud de Lebrija, donde una doctora apreció enrojecimiento de la vulva y aumento del tamaño del himen, por lo que la derivó al Hospital de Valme de Sevilla. Una vez en el citado centro hospitalario, los médicos y el forense dictaminaron que la niña sufría enrojecimiento del introito vaginal y erosión en la mucosa del labio mayor, lesiones que "podrían haber sido producidas por la acción mecánica de introducción de dedos, pene o algún objeto". No obstante, las lesiones podrían tener una evolución de 36 horas como máximo, pero nunca de cinco días antes, que es cuando la niña había estado con el acusado. Los jueces, por ello, tienen "importantes y racionales dudas sobre la comisión del delito" ya que las pruebas practicadas en el juicio "carecen de entidad acreditativa suficiente". Junto a la falta de pruebas de que las lesiones fueran causadas por el procesado, la sentencia añade que la declaración de la niña ante los peritos, que fue visionada en el juicio, tampoco aporta "una narración que pueda sustentar la petición de condena de las acusaciones". En ella, la niña "descarta reiteradamente que el procesado le introdujera los dedos en los genitales" y solo describe que, estando en casa del acusado, fue a "hacer pipí", Juan fue a limpiarle y "cuando se le cayó el papel higiénico, le pasó la mano por la vulva, describiendo gráficamente con sus manos cómo lo hizo con naturalidad". Además, desde el inicio de las actuaciones consta que la menor relató los tocamientos a su madre, quien no tenía buenas relaciones con el procesado ni tampoco con la abuela materna, que en aquellas fechas la había denunciado a los Servicios Sociales. Por otra parte, la niña dijo a los médicos que el acusado la había tocado con los leotardos y las braguitas puestas y que incluso le había introducido el dedo, extremo este que negó en varias ocasiones en su declaración utilizada para el juicio. La versión de que tenía los leotardos puestos, además, "resulta poco lógica si estaba haciendo pipí", añaden los jueces. Junto a los once años de cárcel, el procesado se ha visto libre de una petición del fiscal de 6.000 euros de indemnización para la víctima.

  • 1