Local

Absuelto un matrimonio de Carmona acusado de violar a sus tres hijas

La sentencia lo dice claro: tres menores de Carmona "muy probablemente fueron sometidas a abusos sexuales", pero al mismo tiempo los jueces absuelven a los únicos acusados, sus padres, a los que la Junta de Andalucía había retirado las niñas, porque no se puede concluir que fueran ellos los culpables.

el 26 oct 2010 / 15:57 h.

TAGS:

De este modo, la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, en una sentencia a la que tuvo acceso la agencia Efe, dice que la acusación se basó en el testimonio "sumamente vago, impreciso y contradictorio" de las tres menores ante el Equipo de Investigación de Casos de Abuso Sexual (Eicas), que quedó grabado en vídeo y ante el cual una de las tres hermanas "apenas articuló palabra".


La Junta de Andalucía declaró en julio de 2006 la situación provisional de desamparo de las tres hermanas, asumió su tutela y en el juicio pidió para cada uno de los padres 39 años de cárcel por delitos de abuso sexual continuado, lesiones psíquicas y maltrato habitual. Las menores, entonces de 5, 6 y 7 años fueron exploradas por los pediatras del hospital de Valme de Sevilla, que certificaron que las tres tenían himen dilatado o desgarrado y lesiones cicatrizadas en la mucosa vaginal, por lo que la sentencia concluye que "muy probablemente fueron sometidas a abusos sexuales". Sin embargo, las pruebas contra su padre, J.M.G.B., no tienen "la certeza exigible para fundamentar una condena", según los jueces, y por las mismas razones es absuelta la madre, R.O.V., que fue juzgada como cooperadora necesaria de los delitos supuestamente ocurridos en el domicilio de esta familia en Carmona.

De este modo, dicen los jueces que la entrevista del Eicas a la hermana más mayor, la de 7 años, "lejos de aportar elementos incriminatorios, serviría para arrojar más dudas sobre la inculpación de los padres". Y en cuanto a la pequeña, de 5 años, "apenas articula palabra" en la entrevista pero niega expresa y reiteradamente que su padre la tocara o le hiciera daño. En la misma línea, subraya que la niña de 7 años, en hora y media de entrevista, "introduce datos que permiten concluir que, con toda probabilidad, haya presenciado relaciones sexuales de sus progenitores", según la sentencia, pero "niega hasta la saciedad que su padre le tocara otras partes del cuerpo".

En cuanto a otras lesiones que presentaban las menores en el hombro, cara o piernas, los propios médicos certificaron que "podrían deberse a múltiples causas, sin poder descartar simples caídas accidentales".

Los padres se enfrentaron además a una petición de seis años de privación de la patria potestad y 10 años de alejamiento de sus hijas por todos los hechos denunciados.


  • 1