Local

Absuelven a un acusado de violar a un menor porque el niño no testificó

Un hombre acusado de violar a un menor de 5años ha quedado absuelto por falta de pruebas. La Audiencia califica los hechos de "execrables", pero le exculpa porque nunca se tomó declaración al menor.

el 15 sep 2009 / 17:42 h.

TAGS:

Un hombre acusado de violar a un menor de cinco años ha quedado absuelto por falta de pruebas. La Audiencia califica los hechos de "execrables", pero le exculpa porque sorprendentemente en la investigación del caso nunca se tomó declaración al menor. Los jueces creen que la acusación se basa en testimonios indirectos e interesados.

El procesado era, en el momento de los hechos, pareja sentimental de la madre del menor. En el juicio estaba acusado de haber violado al niño y de haberle fotografiado desnudo junto a su hermano de tres años. Sin embargo, la Audiencia de Sevilla le acaba de absolver porque en ningún momento se tomó declaración a los menores y la acusación se basó en el testimonio del padre de los pequeños, separado en ese momento de la progenitora de los niños.

La Sección Cuarta de la Audiencia, en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, no duda de los "execrables" hechos que sufrió el niño violado, pero absuelve por falta de pruebas al acusado, para quien el fiscal había pedido nueve años de cárcel, mientras que la acusación particular solicitaba 16 años de prisión.

El procesado, R.R.M., fue juzgado bajo la acusación de haber violado al niño de cinco años y de haberle fotografiado desnudo junto a su hermano aprovechando los momentos en los que ambos se quedaban a su cargo, en la Navidad de 2005, mientras la madre trabajaba.

En la tarde del 24 de diciembre los hermanos fueron recogidos por su padre, en cumplimiento del régimen de visitas, y el día 27 la abuela paterna llevó al niño de cinco años al hospital de Valme, donde le diagnosticaron un "eritema perianal y secreción blanquecina, debido a la sobreinfección de lesiones erosivas", de "evidentes connotaciones sexuales", según la sentencia.

Los jueces califican de "sorprendente que dichos menores no hayan sido oídos en ningún momento durante la tramitación de la causa", tanto ante psicólogos como ante el juez de instrucción, y rechazan hacerlo ahora, cuando, señalan, "por elementales mecanismos de autodefensa, tenderán a reprimir y olvidar los sucesos traumáticos".

Dice el fallo de la Sección Cuarta que la acusación contra el compañero de la madre se basó en los "testimonios indirectos de referencia" realizados por el padre de los menores, la abuela y el personal médico del hospital de Valme, que, pese a constatar la violación, la sentencia indica que carecen de cualquier otra corroboración objetiva.

La sentencia duda de la credibilidad de tales testimonios, los primeros por proceder de "un contexto familiar ciertamente complejo que incluye al menos una separación reciente de los progenitores y una nueva relación de la madre con un tercero".

Además, los niños fueron llevados al hospital a los tres días de estar con su padre, por lo que pudieron sufrir "interferencias derivadas de la actuación, incluso involuntaria o bienintencionada, de los adultos de su entorno más cercano, o de los que tuvieron contacto con ellos en aquellas fechas".

  • 1