Economía

Acciona y Navantia se alían para impulsar la eólica marina

Ambas empresas destacan el potencial de crecimiento y el desarrollo tecnológico de la industria

el 14 jul 2011 / 21:07 h.

La presidenta de Acciona Energía, Carmen Becerril, y el consejero delegado de Navantia, Luis Cacho, en la firma.

Las empresas Acciona Energía y Navantia firmaron ayer un acuerdo de colaboración, en las instalaciones de la constructora naval en la localidad gaditana de Puerto Real, con el objetivo de contribuir al despegue de la eólica marina en España. La colaboración entre las dos empresas se basa en el gran potencial de crecimiento, desarrollo tecnológico y capacidad de generación de empleo que tiene la industria.

En función del acuerdo, ambas empresas colaborarán en proyectos conjuntos de desarrollo tecnológico o comercial offshore -impulso industrial alejado de la costa-, destacando entre ellos el desarrollo de cimentaciones fijas para la instalación de subestaciones eléctricas o torres meteorológicas, entre otras, así como como su mantenimiento y desmontaje.

Tanto la presidenta de Acciona, Carmen Becerril, como el consejero delegado de Navantia, Luis Cacho, subrayaron la necesidad de establecer en España procedimientos normativos eficientes que permitan el desarrollo de la eólica marina. Unos procedimientos que deberán favorecer la continuidad de los logros tecnológicos alcanzados en el desarrollo de la generación eólica en tierra.

En este sentido, los responsables de ambas empresas destacaron que España es el segundo país europeo y el cuarto del mundo en eólica terrestre. Por ello, las empresas firmantes opinaron que se deben aprovechar las oportunidades derivadas del desarrollo previsto en las próximas décadas y evitar el desplazamiento de España con respecto a los países que van a aprovechar el viento marino para producir electricidad, un retraso que, según Becerril, se debe a la falta de normativa para instalar plataformas offshore.

Navantia y Acciona con la firma de este acuerdo pretenden formar parte de un sector que en tan solo una década epsera pasar de producir 3.616 mW anuales a 75.000, una cifra que supondría la creación de 200.000 empleos solo en Europa. Por ello, tras demostrar que la eólica marina es "un sector con un futuro prometedor", tanto Cacho como Becerril reclamaron "el apoyo de las administraciones y la aceptación social".

En este sentido, Becerril planteó que para el año 2020 España debería tener instalada una potencia de 750 MW, lo que implicaría que en dos o tres años habría que instalar este tipo de estructuras. Pero Cacho insistió en que para ello es necesario el impulso político y social, ya que suponen puestos de trabajo y un impulso a la economía.

Trafalgar, a la espera siete años después

Tras la firma del acuerdo con Navantia, la presidenta de Acciona Energía insitió en que la compañia energética sigue interesada en el Parque Eólico Marino Mar de Trafalgar, planteado desde 2004. El proyecto concebido por Acciona frente al Cabo de Trafalgar, cuenta con una previsión de 1.000 mW, una cantidad que, según la responsable de la energética, implica una gran inversión que se debe hacer "a lo largo de muchos años". Puesto que, como indicó Becerril, cada mW supondría una inversión de entre cuatro o cinco millones, la presidenta de Acciona recalcó la importancia que tiene el impulso político para que el proyecto se haga realidad. Un apoyo que para Becerril se traduce "en autorizaciones administrativas y aceptación social".

Estos dos condicionantes son, según la presidenta de la energética, imprescindibles para implantar un proyecto tan ambicioso como es la tecnología offshore.

  • 1