domingo, 18 noviembre 2018
02:10
, última actualización
Deportes

Acosta, ante su último tren como sevillista

El argentino, que acaba contrato en 2013, se pondrá a las órdenes de Míchel dispuesto a hacerse un sitio en el plantel.

el 03 jun 2012 / 19:03 h.

Lautaro Acosta, entrenándose.

Hace ahora cuatro años, Lautaro Acosta se llevó una de las mayores alegrías de su vida. Campeón del Torneo Apertura 2007 con Lanús y del Mundial sub 20 de Canadá 2007 con la selección argentina, el joven mediapunta hizo las maletas rumbo al fútbol europeo. Concretamente, al Sevilla, que por entonces paseaba su nombre por todo el planeta gracias a sus éxitos deportivos. Su fichaje se enmarcó dentro de la política de apuestas por jóvenes valores sudamericanos, como fueron los casos de Daniel Alves, Adriano, Julio Baptista o Fazio. Sin embargo, el paso de Acosta por Nervión ha sido decepcionante hasta la fecha.

"No puedo creer lo que el Sevilla ha pagado por mí", dijo entonces el Laucha. El montante de la operación se cifró en unos 7,5 millones de euros, una cantidad muy importante que, desgraciadamente para el Sevilla, no se ha traducido en aportación deportiva por parte del futbolista.

Una de las razones ha sido la sucesión de problemas físicos que ha arrastrado el jugador. "El tobillo es algo que no se me olvida. Cada vez que escucho ‘tobillo' tengo pesadillas. Fue algo complicadísimo, terminó afectándome en muchas cosas, también con problemas musculares, algo lógico después de estar año y medio parado", explicó en su día.

Su infortunio le ha impedido tener continuidad en el Sevilla: 7 partidos de Liga (un total de 366 minutos sobre el césped) en su primera temporada, 6 en la segunda (196 minutos) y 10 en la tercera (267 minutos). Resumiendo: 23 partidos de Liga en tres temporadas y cero goles.

"Más que nada, tengo que demostrarme a mí mismo que puedo, no a los demás. Yo ya he demostrado lo que valgo cuando jugaba y ahora necesito confirmarlo y tener la continuidad que necesito", señaló el argentino antes de que el pasado verano el Sevilla decidiera cederle al Racing.

Sin embargo, el capítulo de lesiones no se cerró a su llegada a Santander. En septiembre, Acosta sufrió una rotura del menisco externo en la rodilla derecha cuando jugaba con el Racing en El Molinón, lo que le obligó a pasar por el quirófano.

"Son cosas que pasan en el juego. Yo soy muy católico, creo en Dios y no pienso que esté gafado. Espero que tan sólo sea una mala racha y ojalá esta lesión sea la última", comentó tras ese nuevo revés. Acosta reapareció en diciembre, pero en febrero volvió al dique seco, donde permaneció hasta abril. En el Racing sí ha tenido cierta continuidad dentro de lo que cabe: 21 partidos (1.261 minutos de juego) y 2 goles marcados, aunque sólo fue titular en 14. Y esto, en un equipo que acabó descendiendo...

Ahora, el argentino regresa al Sevilla dispuesto a demostrar que el club no erró al ficharle. Míchel le tendrá a sus órdenes durante la pretemporada y será entonces cuando se sepa si puede aportar algo al equipo o, por el contrario, se marchará en 2013 sin arrancar un solo aplauso a la afición.

SÓLO JUGÓ 9 PARTIDOS COMPLETOS CON EL RACING. Lautaro Acosta llegó a Nervión en calidad de mediapunta con capacidad para desenvolverse en las dos bandas. Cuando jugó, lo hizo tanto de segundo delantero como los costados derecho e izquierdo. En el Racing también ha desempeñado este papel de jugador polivalente, llegando incluso a jugar en punta en alguna ocasión. Sus características le han permitido disputar 21 partidos con el conjunto cántabro, aunque hay un dato a tener en cuenta: sólo jugó completos nueve encuentros.

La condición física de Acosta en el Racing no fue todo lo buena que habría sido deseable. Entre su primera lesión importante y la segunda acusó problemas menor importancia que le impidieron ejercitarse al máximo nivel, según coinciden algunos periodistas que siguen la actualidad del Racing.En el Sevilla, Acosta deberá dar un rendimiento muy superior si quiere hacerse un sitio dentro del plantel. A la espera de los fichajes y las salidas, por el momento el Laucha se queda. 

  • 1