Local

Acusan a un grupo de taxistas de atacar la sede del cónsul de Brasil

Las pintadas señalan al ex delegado de Tráfico, hoy responsable del consulado.

el 06 dic 2009 / 17:34 h.

TAGS:

Pintadas. En el consulado puede leerse una alusión al delegado de Movilidad, Francisco Fernández.

Las dos sedes del Consulado Honorario -su oficina administrativa y la comercial- de la República Federativa de Brasil y el coche oficial del consulado sufrieron la noche del pasado sábado una serie de actos vandálicos, con manchas de pintura azul sobre los escudos del país sudamericano y pintadas en la fachada alusivas al cónsul honorario, Blas Ballesteros, que fue concejal de Tráfico del Ayuntamiento hasta 2003. En dichas pintadas podía leerse: "El taxi no olvida, recuerdos a Fran", en referencia al actual delegado de Movilidad, Francisco Fernández.

Blas Ballesteros, que se encontraba de viaje en Sao Paulo en un foro sobre relaciones comerciales e inversiones entre Brasil y España con una delegación de la Cámara de Comercio, contó a este periódico que "hay un sector mafioso en un colectivo mayoritariamente honesto como es el del taxi que desde que abandoné el Ayuntamiento en 2003 trastoca mi vida personal y laboral". En este sentido, el cónsul honorario relató que desde hace casi siete años no ha "podido coger un taxi en el aeropuerto, lo que da una nota de significado a la persecución que estoy sufriendo". Según Ballesteros, en una ocasión tuvo que avisar a la Policía porque sufrió "una persecución en San Pablo" y que hace dos años tuvo que denunciar el pinchazo de las cuatro ruedas de su vehículo.

En la enumeración de daños sufridos en las oficinas consulares, Blas Ballesteros aclaró que el ataque se ha producido tanto en la oficina administrativa, "donde se encontraba estacionado el vehículo" y donde derribaron una placa de restricción del aparcamiento, como en la oficina comercial, que corresponde con su propia vivienda, "como en 14 de los 32 ó 33 consulados honoríficos". Para Ballesteros, esta acción puso "en peligro" a su familia, que salió de la vivienda "dos horas antes" de que se produjeran las pintadas.

Fuentes del consulado mostraron su repulsa ante estas "acciones incívicas" y anunciaron que esta misma mañana emprenderán las acciones judiciales correspondientes ante el juzgado de guardia después de que ayer interpusieran la correspondiente denuncia ante la Policía, que se personó en el consulado para tomar muestras.

El consulado quiso aclarar que, aunque se trata de un "grupo minoritario, lleva años actuando impunemente contra los intereses de Sevilla y lesionando la actividad diaria de la ciudad en sus distintos ámbitos".


  • 1