lunes, 17 diciembre 2018
04:26
, última actualización
Deportes

Adiós a Frederic Kanouté

el 07 may 2012 / 12:16 h.

Tiempo tendremos en las calendas veraniegas, cuando el fútbol internacional mande en la actualidad diaria, para dedicar los espacios y honores que se merece Frederic Kanouté. Uno de los más grandes futbolistas que han vestido la camiseta del Sevilla FC. Una leyenda, en la historia de los seis títulos recientes conquistados por el equipo que habita en el barrio de Nervión. Su despedida ante el Rayo (5-2) gol incluido, en una de las múltiples asistencias de un genial Jesús Navas, debe ser el aperitivo de ese gran banquete que estoy seguro estará preparando su presidente José María del Nido para honrar al mejor futbolista llegado en su larga y fecunda etapa presidencial. Si algo distingue al Sevilla Fútbol Club en estos últimos tiempos, es saber honrar su historia homenajeando a quienes contribuyeron a enaltecerla.

Carpetazo a un mal año. El partido del sábado es simplemente el carpetazo a una temporada que lleva la calificación de fracaso. Calificativo aplicado por el presidente, que dijo siempre por activa y por pasiva que fracaso sería no estar por primera vez en clasificación europea en su etapa presidencial. Hasta la continuidad de Míchel estaba pactada en contrato en esa clasificación a Europa. Cuando se fracasa hay que aplicar un antídoto en todos los estamentos. Son tiempos difíciles y el fútbol no debe estar ajeno a ello. El presidente José María del Nido tiene la máxima responsabilidad y acertar en las distintas parcelas es muy difícil en estos momentos, pero para lo bueno y para lo malo el Sevilla FC está en sus manos.

Un Betis salvado. Cuando conocimos la alineación del Betis en Gijón, plagada de jugadores inhabituales, nos hicimos una idea de adónde iría a parar el partido de El Molinón (2-1). El equipo de Mel había hecho la temporada salvando la categoría y la había elevado aún más con su victoria ante el Sevilla en el derbi. Salvar las dificultades, de todo tipo, y llegar al final como ha llegado el Betis es un motivo de satisfacción para la parroquia heliopolitana. Festejar el final el sábado ante el Barcelona debe ser un bonito broche a un año en el que las dificultades la superaron con este final tan esperado. Con todos mis respetos, el partido de Gijón, y sus circunstancias, era una de esas fechas que hay que rellenar en el calendario cuando todo se ha adelantado.

  • 1