lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Aguilera ‘garantiza’ los empleos en Puleva

Ebro se desploma en bolsa por la posible salida de las cajas

el 09 mar 2010 / 20:52 h.

TAGS:

La consejera del ramo visitó el pasado año las instalaciones de Puleva en Granada.

Las reacciones a la venta de la división láctea de Ebro Puleva a la francesa Lactalis se sucedieron ayer sin parar. Y siempre que se produce una operación de este tipo los más preocupados son los empleados. Por ello, la consejera de Agricultura, Clara Aguilera, lanzó ayer un mensaje de "tranquilidad" tanto a los trabajadores de Puleva como a los productores. Así, destacó que "en la operación está garantizado el mantenimiento de los puestos de trabajo y los productores".

La titular del ramo apuntó que tuvo el pasado lunes la oportunidad de hablar con el presidente de Ebro Puleva, Antonio Hernández Callejas, y con el director general de Puleva, Gregorio Jiménez López, que les comunicaron un mensaje de "tranquilidad y de garantía". "Lactalis es un grupo importante y está en la decisión empresarial hacer las operaciones que quieran realizar, pero sí quiero transmitirles tranquilidad a los trabajadores y a los productores porque en la operación está garantizada que se mantengan los empleos", aseveró.

Sin embargo, hizo hincapié en que la Consejería va a estar "observante" para que "no salga de Andalucía" el diferencial de precios mejores que se dan en la cornisa cantábrica y que ha garantizado un grupo "importante" como Puleva, entre otras, para que "los productores tengan un mejor colchón".

Pero las inquietudes no se quedaron sólo en estos colectivos. El mercado también reaccionó a todo lo que envuelve la operación, sobre todo al anuncio por parte de Caja España y Caja Duero -que cuentan con una participación en Ebro Puleva del 5,16 % y el 6,15%, respectivamente- de que saldrán del gigante agroalimentario cuando "se den las circunstancias del mercado". Así, Ebro Puleva encabezó ayer los descensos del Íbex 35, con un retroceso del 4,83%.

Por su parte, COAG Granada mostró ayer su "preocupación" ante la compra de Puleva Foods por las "repercusiones negativas que esta situación puede tener para los ganaderos granadinos".

Además, lamentó la "escasa" implicación del Gobierno central para facilitar que Puleva Foods hubiera quedado en manos de una firma de capital español.

  • 1