sábado, 25 mayo 2019
09:23
, última actualización
Local

Aguirre anuncia una reducción drástica en el número de coches oficiales

Recuerda que Madrid ha reducido el gasto corriente en 500 millones de euros y pide a Zapatero que haga lo mismo.

el 23 mar 2010 / 09:24 h.

TAGS:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre,  anunció hoy que, para seguir con la política de contención del gasto,  el Consejo de Gobierno analizará el jueves una reducción "drástica"  en el número de coches oficiales "en más de un 30 por ciento" y su  cambio de gama con el fin de ahorrar.

"Vamos a alquilar coches que cuestan menos de la mitad y que  además se fabrican en España", dijo la presidenta madrileña, quien  abogó por que los altos cargos utilicen el transporte público o  tengan coches de incidencias "por si ocurre algo".

Asimismo, aseguró que su Gobierno ha reducido los gastos  corrientes en más de 500 millones de euros y reclamó al presidente  del Ejecutivo de la nación, José Luis Rodríguez Zapatero, que  emprenda una política similar con el fin de "apretarse el cinturón"  en tiempos de crisis. 

"En la Comunidad de Madrid entendemos que las primeras que se  tienen que apretar el cinturón son las Administraciones Públicas.  Nosotros ya hemos bajado 500 millones y pico en el gasto corriente",  aseveró Aguirre en declaraciones a Telemadrid recogidas en Europa Press. 

En este contexto, afirmó que "es demencial" el hecho de que  Zapatero "obligue" a las comunidades autónomas a subir el sueldo a  los funcionarios "en un año en el que no sube el coste de la vida, si  no que baja". "Creemos que esto es lo primero que tiene que cambiar  el Gobierno", apostilló.

"Esto de los funcionarios no lo quieren hacer (los socialistas)  porque (José María) Aznar, siendo ministro (Mariano) Rajoy, congeló  el sueldo de los funcionarios y ellos lo criticaron enormemente,  cuando toda España y hasta los funcionarios saben perfectamente que  un año en el que el coste de la vida no sube, sino que baja no hay  pérdida de poder adquisitivo, por lo que es el momento de apretarse  el cinturón también ahí", aclaró.

Aguirre recordó que entre las medidas de austeridad que ha llevado  a cabo el Gobierno regional se encuentran, entre otras, la supresión  de seis consejerías, la bajada de un punto en el IRPF o la  eliminación de impuestos como el de Sucesiones, Donaciones o  Actividades Económicas, además de las desgravaciones fiscales en la  compra de una vivienda o de un coche.

"En la Comunidad de Madrid han sufrido recortes los gastos  protocolarios, el número de consejerías, la burocracia, todo eso que  no hace el Gobierno de la nación", subrayó, al tiempo que recordó que  Zapatero "no hace ni caso" al Congreso de los Diputados cuando le ha  recomendado eliminar tres ministerios que son "administración  sobrante". 

A pesar de ello, la jefa del Ejecutivo autonómico piensa que hay  que seguir tomando medidas para rebajar el gasto. "Esto es como  cuando uno adelgaza y tiene que seguir adelgazando", ejemplificó.

En este sentido, afirmó que es una "incongruencia" que el Gobierno  central pida a las comunidades autónomas que reduzcan sus gastos y a  la vez les diga que les va a dar dinero. Así, recordó que la  vicepresidenta económica, Elena Salgado, "presumía" en el mes de  julio "de que iba a dar a las autonomías para que aumentaran su gasto  11.000 millones de pesetas". "Ahora pide un recorte de 12.000. A ver  si nos ponemos todos en claro", sentenció.

"Deberían llamar Tasa a la subida del IVA"

Sobre la campaña de rebelión contra la subida del IVA que el PP de  Madrid emprenderá el próximo trimestre, Aguirre recordó que muchos  miembros de su partido, entre los que citó a Cristóbal Montoro o  María Dolores de Cospedal, abogaron por oponerse al incremento del  impuesto antes de que ella anunciara sus medidas en la Comunidad de  Madrid. Tras precisar que quizá debería haber empleado la palabra  movilización más que rebelión, recordó que una de las acepciones de  este último término es "oponer resistencia" a algo y eso, dijo, es lo  que van a hacer lo populares porque consideran que el incremento del  IVA va a ser "letal" para la economía.
Así, aseveró que, a su juicio, la vicepresidenta económica  "debería llamar tasa a esa subida del IVA" que tendrá lugar en junio  ya que, según el Gobierno central, "es para pagar a los parados". En  este punto, insistió en la necesidad de trabajar para que haya menos  desempleados y favorecer la creación de puestos de trabajo.

"Esto se consigue de una manera muy clara, favoreciendo la  contratación laboral, no favoreciendo el despido, como dicen ellos  que decimos nosotros, porque con el despido como está de caro casi 2  millones de españoles se han ido al paro. Lo que hay que hacer es  permitir la contratación con libertad y no obligar a encorsetar los  contratos en aquellos que aprueban los sindicatos", explicó.

La jefa del Ejecutivo madrileño apuntó que no se atreve a hacer  cálculos sobre el número de parados y la retracción del consumo que  generará la subida del IVA, pero si adelantó que el incremento será  "nefasto" porque la subida de precios o la caída de beneficios de los  comerciantes va a determinar "que tengan que cerrar sus negocios o  que la gente se retraiga en el consumo".

Por todo ello, aconsejó al presidente del Gobierno que "tome las  medidas que tiene que tomar", entre ellas, la reducción del gasto y  del número de ministerios. "Nadie quieren que toquen el gasto social.  Lo que ha subido ha sido el gasto corriente del Gobierno, que es lo  que tienen que cortar, y es lo que no quieren, al parecer",  concluyó.La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció que, para seguir con la política de contención del gasto, el Consejo de Gobierno analizará el próximo jueves una reducción "drástica" en el número de coches oficiales y su cambio de gama con el fin de ahorrar.

Asimismo, aseguró que su Gobierno ha reducido los gastos corrientes en más de 500 millones de euros y reclamó al presidente del Ejecutivo de la nación, José Luis Rodríguez Zapatero, que emprenda una política similar con el fin de "apretarse el cinturón" en tiempos de crisis.

"En la Comunidad de Madrid entendemos que las primeras que se tienen que apretar el cinturón son las Administraciones Públicas. Nosotros ya hemos bajado 500 millones y pico en el gasto corriente", aseveró Aguirre en declaraciones a Telemadrid recogidas en Europa Press.

En este contexto, afirmó que "es demencial" el hecho de que Zapatero "obligue" a las comunidades autónomas a subir el sueldo a los funcionarios "en un año en el que no sube le coste de la vida no sube, si no que baja". "Creemos que esto es lo primero que tiene que cambiar el Gobierno", apostilló.

"Esto de los funcionarios (los socialistas) no lo quieren hacer porque Aznar, siendo ministro Rajoy, congeló el sueldo de los funcionarios y ellos lo criticaron enormemente, cuando toda España y hasta los funcionarios saben perfectamente que un año en el que el coste de la vida no sube, sino que baja no hay pérdida de poder adquisitivo, por lo que es el momento de apretarse el cinturón también ahí", aclaró.


  • 1