miércoles, 16 enero 2019
22:48
, última actualización
Deportes

Agustín Boje defiende la copa que quiere conquistar por cuarta vez en el Náutico

José Luis Escañuela, presidente de la Federación Española, avanza durante la presentación que «Sevilla podría recibir muy buenas noticias vinculadas al tenis en un mes».

el 21 may 2014 / 00:19 h.

Imagenweb Rocío Morera (derecha) y Araúl Amián (izquierda), del Grupo Morera y Vallejo, junto a Lola Blanco, presidenta del Náutico, y José Luis Escañuela, presidente de la RFET. Como es habitual, el acto de presentación del Open de Sevilla, que celebra su 23 edición esta semana (este miércoles se disputa la ronda de octavos y el sábado será la gran final) sobre las pistas de albero del Club Náutico, fue un éxito de convocatoria, reuniendo a un buen número de personalidades del deporte, la cultura, la política y la empresa de la ciudad. Un torneo que disfruta de muchos de los mejores jugadores provinciales y regionales, también promesas que destacan en el panorama nacional, y como primer favorito, Agustín Boje, que aspira a su cuarta victoria, después de las que consiguiera en 2006, 2012 y 2013. Entre los asistentes, el presidente de la Federación Española de Tenis José Luis Escañuela, reconocido bético y socio de la entidad. Sorprendió llevando una corbata de rayas verdiblancas y alguien entre los asistentes le preguntó sobre el Betis. «Me temo que después de darle muchas vueltas, solo hay una explicación. Dios es sevillista. Contra eso no podemos hacer nada», dijo con buen humor el abogado sevillano. «Sevilla es plural y espero ver mucho verde por la ciudad. Cuando venía por la calle, algunos mostraban su extrañeza con esta corbata. Sin ningún complejo,  verde que te quiero verde», añadió. Luego, Escañuela, que trabaja en Barcelona, dado que allí está la sede de la RFET, se mostró enigmático al señalar que en un mes Sevilla podría recibir «muy buenas noticias vinculadas al segundo deporte de esta ciudad, que es el tenis», aunque no quiso dar ninguna pista al respecto. Imagen web 2Por quinto año, el torneo mantiene su carácter solidario, en este caso donando 3.000 euros a la Orden de San Andrés para sus comedores sociales del Pumarejo y Triana. Así lo destacaba el director del torneo, Ricardo Villena Machuca, hijo del que fuera impulsor, en la década de los 70, del llamado Trofeo Cordialidad, retomado hace ya diez años. «No puedo sino dar las gracias a todas las instituciones, empresas colaboradoras y patrocinadoras, directivos de otros clubes amigos aquí presentes, y a la junta directiva del propio Náutico, por hacer realidad un nuevo año este torneo. Para nosotros es una satisfacción ser pioneros en conjugar el deporte de competición con el aspecto humano». El presidente de la Federación Andaluza de Tenis, Juan Miguel Navas, destacó la importancia de este torneo para el tenis andaluz y subrayó el esfuerzo que supone mantenerlo durante tantos años. El sevillano del CT Oromana Pablo Baena, finalista el año pasado, figura como segundo favorito, en un cuadro con excelentes promesas como Chema Martín de Oliva,  Juan Pablo Cañas, Manuel Yuste, Javi Ladrón de Guevara o Alfonso Castellano. También acudieron el delegado de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta, Francisco Díaz Morillo; y la delegada de Deportes del Ayuntamiento, María del Mar Sánchez Estrella, entre otros.

  • 1