Local

Aires de Feria garantiza que tendrá los trajes a tiempo

La firma flamenca denunció el hurto de 300 vestidos de su taller la pasada semana

el 01 abr 2013 / 19:34 h.

TAGS:

La firma sevillana que sufrió la pasada semana el robo de 300 trajes de gitana en su taller de La Negrilla, Aires de Feria, se comprometió ayer a tener a punto antes del pescaíto los pedidos hechos por sus clientas a pesar del poco tiempo que falta para que el Real se alumbre. “Vamos a trabajar todas las horas que hagan falta, fines de semana incluidos, y también los talleres externos con los que contamos para que no haya un solo retraso”, señalaban ayer fuentes de la empresa, que reconocieron que el nerviosismo se ha extendido entre la clientela y por ello no quisieron hacer más declaraciones al respecto. “No queremos asustar a la gente porque los trajes estarán listos a tiempo y hablar más del tema podría inquietar a las que esperan con ansia estrenar su vestido nuevo este año en la Feria de Abril”, insistieron las mismas fuentes, que agradecieron la predisposición mostrada por el personal de la empresa para trabajar lo máximo posible para tener los encargos a punto. En cualquier caso, sí confirmaron que no han tenido noticias de los vestidos sustraídos en la noche del jueves al viernes de la semana pasada, a pesar de que hicieron un llamamiento público para que la gente estuviera alerta en los mercadillos celebrados por la provincia sevillana el pasado fin de semana por si veían trajes de flamenca que pudiesen haber sido robados. Aires de Feria surte vestidos tanto en las tiendas que tiene en la capital –calle María Auxiliadora y avenida de Altamira en Sevilla Este–, como en otros establecimientos a los que abastecen, incluidos fuera de la provincia. Los propietarios se encontraron el almacén “arrasado”, del que los ladrones se llevaron alrededor de 300 trajes de los entre 800 y 900 que había en la fábrica en ese momento, según informaron a Europa Press. Así, calcularon que se han sustraído entre 200 y 250 trajes que tenían en stock, pero el mayor problema, según afirmaron, eran los alrededor de 90 encargos que ya estaban pagados y tenían “nombres y apellidos”. De ahí que ayer garantizaran trabajar todas las horas posible para tener a punto antes de los días clave de la Feria de Abril los vestidos ya apalabrados con las clientas.

  • 1