jueves, 13 diciembre 2018
10:07
, última actualización
Deportes

Aíto, con la nueva propiedad, ya no es una prioridad para el Caja

Aunque la renovación no está descartada, ahora solo es una opción. Con Galilea tuvo un recordado desencuentro en el final de su etapa en Barcelona. En el entorno del madrileño ya se habla de que no seguirá.

el 14 jun 2014 / 00:20 h.

aitoJosé Luis Galilea hizo un esbozo de la filosofía que van a aplicar al proyecto deportivo, del que, sólo unos minutos después de tomar el control accionarial de la entidad, no pudo concretar mucho. Sí explicó que quieren dar continuidad a la apuesta por jugadores jóvenes, por el mismo tipo de baloncesto que ha llevado al equipo ha completar una exitosa temporada. Lo que no está ya tan claro es que Aíto García Reneses siga en el banquillo, pese a que Galilea, que estuvo bajo las órdenes del técnico madrileño en el FC Barcelona, tampoco lo descartó. «Tenemos nuestra idea de cómo llevar adelante el proyecto. Aíto es una opción sensacional, ha ilusionado a los aficionados incluso fuera de Sevilla, pero hay muchos factores que van a decidir las diferentes partes. Queremos mantener el estilo, jugadores jóvenes y un baloncesto rápido, pero con muchos matices». Desde el entorno de Aíto se ha trasladado cierta inquietud por este viraje del club. Luego, inevitable recordar que la relación del técnico con Galilea en aquella etapa en el Barcelona (1990-1996) no fue la mejor. De hecho, le responsabilizó de su salida del club azulgrana en 1996, cuando se marchó a jugar a la Virtus de Bolonia. En las oficinas del club estaba ayer Diego Ocampo. Aíto ya se ha ido de vacaciones, pero el gallego sigue trabajando. Lo hará hasta el mes de julio, dirigiendo la post temporada, entrenando con distintos jugadores. En la entidad desde 2009 (primero ayudante de Joan Plaza y ahora con Aíto) es una alternativa natural para dar continuidad al trabajo y a la filosofía. Es quien, junto a Javier Carrasco, se ha encargado de pulir técnicamente a los jugadores que han plasmado tan extraordinaria progresión. Pero ahora,  hay que esperar a conocer la idea de los nuevos dueños, y si contarán no solo con Ocampo y el resto del staff técnico, también con el director deportivo Juan Llaneza, el hombre que ha fichado a los Satoransky, Porzingis, Balvin, Radicevic, Sastre etc. El proceso de cambio se puede alargar hasta finales de mes. Primero debe convocarse una junta general de accionistas, que será un mero trámite con el 99,9% en manos de Jefferson Capital; luego, en otra fecha, un consejo de administración para renovar los órganos, y a partir de ahí también deben cambiarse los estatutos de la entidad, donde debe figurar ya el nuevo nombre de club. Después de la multitudinaria rueda de prensa, convocada de urgencia por el club al mediodía, Jeffrey Meythaler, junto a José Luis Galilea y miembros del club, continuaron reunidos con los representantes de CaixaBank. Además de Jaume Giró, estuvieron presentes Alfredo Bustillo, director de Servicios de Comunicación y Patrocinios de La Caixa y David Chías,  director de Productos, dos de las personas del banco que han estado más encima de la gestión del club, junto a Felipe Pulido de Dios, delegado general en Andalucía. Rafael Herrado, director territorial en Andalucía occidental, también estuvo en el acto. A la conclusión, Meythaler y Galilea visitaron las instalaciones del San Pablo. El club debe poner en marcha a no mucho tardar la campaña de abonos, pero para ello deben tomar una primera decisión importante, el nombre que tendrá a partir de ahora el club, que lógicamente irá también en las camisetas, donde figurará también CaixaBank como patrocinador relevante. Un fondo de inversión, por su naturaleza (su único objetivo es obtener beneficios económicos para los inversores), suscita un lógico recelo, porque es obvio que, en principio,  un club de baloncesto no es un negocio rentable. No obstante, hay claves que dan a entender que  que Jefferson Capital viene con la intención de impulsar el club y de hacerlo viable. Meythaler se viene a vivir a Sevilla con su familia. Ya está buscando vivienda. También lo hará Galilea.

  • 1