viernes, 19 abril 2019
20:06
, última actualización
Deportes

'Al bético hay que darle algo'

Hay un camino. Francisco Chaparro tiene un plan con el Betis y morirá con él. Los fichajes realizados el pasado verano y sus deseos de darle algo al aficionado se plasmarán en un equipo que intente jugar bien y al ataque para conseguir triunfos y agradar al bético. A Lopera, el primero.

el 15 sep 2009 / 17:06 h.

Hay un camino. Francisco Chaparro tiene un plan con el Betis y morirá con él. Los fichajes realizados el pasado verano y sus deseos de darle algo al aficionado se plasmarán en un equipo que intente jugar bien y al ataque para conseguir triunfos y agradar al bético. A Lopera, el primero.

Muy interesante resultó la exposición de Francisco Chaparro. Invitado especial en los micrófonos de la radio oficial del club, el técnico trianero expuso ayer sin tapujos su plan. Ahora no está en el Betis para subirlo a Primera o salvarlo de forma agónica del descenso.

Ahora dirige a un grupo de jugadores con una idea evidente, si cabe, hasta ambiciosa. Jugar bien para ganar con una apuesta atrevida. Ahí reside la síntesis de la nueva filosofía de Chaparro, que surge de la necesidad de ofrecerle un buen servicio a una afición duramente castigada en los últimos años.

"El aficionado bético necesita que se le dé algo, odia un equipo plano. Quiero que el bético vaya al campo a disfrutar porque creo que campeones no vamos a ser no tampoco vamos a estar entre los cuatro primeros. Así que tenemos que ofrecerles algo. Queremos ese estilo de ganar jugando bien".

Esta filosofía futbolística de Chaparro se ampara además en las características de la mayoría de los titulares de su equipo, la mayoría de ellos nuevos fichajes. "No puedo cambiar a gente como Sergio García, Emana, Capi, Edu o Aurelio, que también va para arriba. Son gente buena en ataque y creo que está claro, o jugamos al ataque o nos quedamos sin equipo", destacaba Chaparro, quien mostró una fe férrea en sus planteamientos.

"Así será nuestra filosofía de juego y pulirla requiere su tiempo. No la voy a cambiar aunque perdamos y suframos, porque habrá partidos en los que vamos a sufrir".

Chaparro reconoció en este punto que las victorias para el Betis llegarán siempre que el caudal ofensivo que exhibe en cada partido se traduzca en goles. "Llegamos mucho y hay que marcar, porque también en algunas fases del partido los rivales nos superan porque nuestros jugadores son así, atacan mucho, pero también hay momentos en los que parece que se van del encuentro".

"El propio Mallorca tuvo minutos en los que llevó el control el otro día. Mis jugadores no defenderán mucho, pero yo no voy a salir de lo que estamos haciendo", admitía el preparador.

No hay más que ver jugar al equipo heliopolitano para comprobar la veracidad de las palabras del técnico. Por ejemplo, el pasado domingo sólo fueron jugadores de exclusiva misión defensiva, Juanito, Arzu, Fernando Vega y Aurelio. El resto de jugadores de campo tiene como primer motivo de su juego ir en ataque.

Chaparro desveló también la visita que hizo Manuel Ruiz de Lopera el pasado sábado al hotel de concentración del equipo. Un consejero delegado muy recuperado de su operación de espalda y con muchas ganas de estar con sus jugadores.

"La verdad es que lo vi en un estado excelente, transmitiendo a todos una gran alegría. Después de verlo el sábado, si me dicen que va a vender?" Muy positiva tuvo que ser la imagen ofrecida por el dirigente bético, ya que algunos jugadores le dedicaron personalmente el triunfo cosechado frente al Mallorca.

Ahondó Chaparro en su relación con el máximo accionista. "Mi trabajo ha sido el de sentarme con él y decirle lo que quería, que tenía que invertir en el equipo. Luego hay un gran trabajo de la secretaría técnica, encabezada por Manolo Momparlet. Por eso en las últimas semanas lo he llamado varias veces para decirle que lo había hecho bien, que los jugadores fichados son buenos", explicaba con pelos y señales el trianero.

Chaparro no dudó en afirmar que "si me siento con él en diciembre para pedirle algo, seguro que me dirá 'lo que usted diga'.

Con tan buena sintonía con el máximo accionista bético, no debe extrañar que Chaparro aclarara que "no he sentido ninguna presión del club, ni de Lopera ni de los medios oficiales del club. Todo el vestuario está de acuerdo con el trabajo realizado".

  • 1