viernes, 26 abril 2019
17:44
, última actualización
Deportes

Al Betis antes le salía todo y ahora no le sale nada

Con el 1-0  encajado en Valladolid los verdiblancos igualan la peor racha de su historia.

el 20 feb 2011 / 11:47 h.

Iriney disputa un balón con Juanito.

-->-->-->

El Betis encajó en Valladolid su quinta derrota consecutiva de la temporada, con lo que iguala la peor racha de su historia en la categoría –que databa de 1929– y ve cómo Celta y Rayo se distancian peligrosamente en los puestos de ascenso directo, a cinco y cuatro puntos ya, respectivamente, después de un espantoso 0 de 15 que ha hecho trizas el ánimo y la moral de los jugadores, incapaces ahora de sobreponerse a cualquier adversidad, que antes sorteaban con facilidad pasmosa.

Los futbolistas son los mismos, sobre todo ahora que Mel ha recuperado a gran parte de los lesionados, pero la moral y la confianza en las propias fuerzas anda muy tocada, de ahí que cada obstáculo se convierta en una montaña imposible de superar. Estos mismos jugadores, en la primera vuelta, remontaron marcadores adversos ante Valladolid, Girona y Numancia para ganar, ante Celta y Huesca para empatar, y en la Copa, con Salamanca, Granada, Zaragoza y Getafe para llegar hasta cuartos de final, donde claudicaron ante el FC Barcelona no sin ponerle en serios aprietos.Hoy, sin embargo, no están para nada, juegan atenazados y les puede la responsabilidad.

Errores arbitrales. Los béticos, ayer, cayeron merced a un gol anotado por Javi Guerra (44’) después de que Nauzet cometiera falta, un plantillazo, sobre Nacho –que debió despejar con más contundencia en esa acción, como tampoco hizo Dorado instantes antes–, y en los compases finales vieron cómo el árbitro anulaba a Rubén Castro (81’) un gol por un inexistente fuera de juego, por lo que, independientemente de que el equipo esté dando un bajísimo nivel, no está teniendo tampoco nada de fortuna con las decisiones arbitrales en estos últimos partidos de la nefasta racha.

En esta ocasion Mel decidió cambiar al portero y jugó Casto, sin errores y fusilado en el gol, en vez de Goitia, mientras que en punta formaba el famoso tridente Emana-Rubén Castro-Jorge Molina, que no pudo truncar la nefasta racha del equipo ante el gol (uno en cinco partidos), pese a que el juego mejoró algo y en la primera parte Jorge Molina y Salva Sevilla gozaron de dos ocasiones muy buenas para haber anotado el 0-1.

El partido fue muy equilibrado, pero por la banda de Nacho el Valladolid, con Barragán y Nauzet, entraba con mucho peligro, y por ahí llegó el gol de los locales al filo del descanso, aunque con  el mencionado plantillazo previo de Nauzet sobre Nacho que el árbitro no señaló.

Quedaba mucho partido, pero el Betis no tuvo capacidad de reacción para darle la vuelta al marcador, a pesar de que una jugada aislada de Ezequiel con Rubén Castro acabó en gol (81’) y el árbitro lo anuló a instancias del juez de línea por un fuera de juego que no era.

Antes, Mel había retirado del campo a Jorge Molina para dar entrada a Jonathan Pereira (70’), en una decisión poco entendible porque los béticos, a la desesperada, siguieron colgando muchos balones al área que nunca encontraron rematador.

A Mel le urge encontrar soluciones, porque en el fútbol pocos entrenadores han sobrevivido a una racha como ésta. A él, sin ir más lejos, lo echaron del Rayo por un 4 de 21. Ahora lleva 0 de 15.

1 - Real Valladolid: Jacobo; Barragán, Jordi Figueras, Juanito, Peña; Nafti (Matabuena, min. 56), Baraja; Nauzet Alemán (Jofre, min. 68), Alonso (Rueda, min. 86), Álvaro Antón y Javi Guerra.

0 - Real Betis: Casto, Isidoro, Arzu, Dorado, Nacho; Roversio, Iriney (Ezequiel, min. 49), Emaná, Salva Sevilla (Beñat, min. 76); Rubén Castro y Jorge Molina (Pereira, min. 70).

Goles: 1-0: Min 43, Guerra.

Árbitro: Cerro Grande (comité madrileño). Amonestó a Jordi, Nafti, Jorge Alonso, Matabuena, Juanito, Isidoro, Emaná e Iriney.

Incidencias: Estadio Zorrilla, 10.262 espectadores.

  • 1