Deportes

Al Cajasol le urge una maduración express

El conjunto sevillano, colista de la competición, necesita un triunfo este sábado ante un duro Gran Canaria que le dé margen en su difícil proceso de crecimiento.

el 19 oct 2012 / 22:00 h.

No se ha detectado progresión alguna en el Cajasol tres partidos después. Paralizado por la precariedad que ha demostrado en la pista. La asimilación de la dificultad ya ha superado la fase de la sorpresa. La duda está en si el siguiente paso, esta tarde ante el Herbalife Gran Canaria, será en términos de reacción o de sometimiento a la presión que comporta no sólo la condición de colista de la Liga Endesa, sino la pobre imagen dispensada en esas tres amplísimas derrotas.

Visto lo visto desde el debut ante UCAM Murcia, es difícil pronosticar un triunfo balsámico ante el equipo de Pedro Martínez. Ni en Vitoria ni en Madrid ante Estudiantes fue competitivo el grupo de Aíto García Reneses. Las estadísticas llaman terriblemente al desaliento y sólo la fe en la pericia del viejo maestro de los banquillos asienta una expectativa dentro de la preocupación que no dista mucho de ser extrema. Este joven Cajasol tiene talento pero si no empieza al menos a acercarse a la posibilidad de ganar ya un partido, puede acabar devorado por una competición que no perdona tanta inexperiencia. Ahora, casi lo de menos es el rival pero el Herbalife Gran Canaria no es precisamente uno de los que puede dar alguna facilidad. Todo lo contrario.Tiene una característica que exige una maduración express del Cajasol en materia de agresividad y dureza, física y mental. Los insulares son los que mejor defienden de la Liga Endesa, con un promedio, 67.6, veinte puntos mejor de lo que ha encajado hasta la fecha el equipo del San Pablo, que además también se atasca sobremanera a la hora de anotar, donde es el peor del torneo (64,3). Dado que los canarios no son tampoco muy dados a excesos ofensivos (69,6), la línea de opciones pasa en buena lógica por una sensible mejora defensiva, el aspecto que marca de forma más acusada el futuro de cualquier equipo de baloncesto.

Llega Pedro Martínez con varias bajas en la pintura. No dispone aún del excajista Xavi Rey, operado en verano, y Uros Slokar no se ha recuperado de un esguince de tobillo. Además, es duda Paulo Prestes por una gastroenteritis. Spencer Nelson puede cobrar así más importancia si cabe en el juego amarillo, después de un comienzo de liga sensacional, con promedio de 19 puntos y 7.6 rebotes. Ojo además a su línea exterior, que fusiló al Assignia Manresa (64-80) en la segunda jornada. El Cajasol debe dar ya hoy un paso al frente y empezar a dar señales de vida.

  • 1