viernes, 19 abril 2019
18:17
, última actualización
Deportes

Al Cajasol sólo le falta sellar ante el Suzuki Manresa su billete para la Copa del Rey

El equipo de Joan Plaza debe hacer 'matemática' en San Pablo su clasificación para la cita de febrero en Bilbao.

el 02 ene 2010 / 23:27 h.

Tariq Kirksay, uno de los baluartes del buen juego del Cajasol.

Las matemáticas siempre fueron, para muchos, una pesadilla. Una ciencia que, por ser exacta, no admite asertos vacilantes. De ahí que la clasificación del Cajasol para la próxima Copa del Rey, por mucho que nadie la cuestione ya tras el último triunfo del ejercicio 2009, ante el Meridiano Alicante, siga siendo virtual.

Y, caprichos de los números, puede ocurrir que el equipo de Joan Plaza salte a la cancha de San Pablo con el billete para Bilbao ya sellado -así ocurriría si Lagun Aro y Estudiantes pierden este mediodía-, pero también que concluya su duelo con el Suzuki Manresa y todavía siga faltando el marchamo de equipo copero -si ganan los catalanes en Sevilla y vascos y/o madrileños lo huibieran hecho por la mañana-.

De tal modo que la conclusión es la misma que suele regir en cualquier competición deportiva que se precie, esto es, el camino más directo hacia el Bilbao Exhibition Centre (BEC) para los cajistas no es otro que derrotar al cuadro de Jaume Ponsarnau y dejarse de cuentos/as.

Aunque, por lo explicado, la afición de San Pablo podría festejar el viaje a la capital vizcaína del próximo febrero esta misma tarde a las 19.00 horas, cuando los jugadores cajistas y manresanos aún no hayan iniciado la lid, lo ideal es que empuje y aliente a su equipo hasta el éxtasis tras un hipotético triunfo, rondando ya las 21.00 horas.

Lo cual sería el justo premio para un conjunto sevillano que, de ganar al Suzuki, habrá enlazado siete victorias como local, todas las disputadas después de sus tropiezos iniciales ante Madrid y Lagun Aro.

Lo cual, pese a la aparente endeblez de la escuadra barcelonesa lejos de su cancha (tres triunfos en ocho salidas), no será tarea sencilla, pues el equipo de Ponsarnau sí que se juega su clasificación para la Copa, igualado a siete victorias como está con guipuzcoanos y madrileños, en la más clara pugna por la última de las plazas para el torneo del KO.

Como de costumbre, el Manresa está en esa tesitura después del enésimo milagro, tras sacar un rendimiento espectacular a un plantel muy justito que tiene sus referentes en Román Montáñez (12,7 puntos de media) y Kaloyan Ivanov (7 rebotes, sexto registro de la ACB).

Y ello pese al lastre de poseer el peor ataque de la Liga (69,73 puntos), que además tendrá enfrente a la segunda defensa, la cajista (68.8). En fin, que a este duelo sólo le habría faltado la presencia de Asselin...

  • 1