Deportes

Al Écija se le atragantó el roscón

Cae ante el Cacereño después de quedarse con nueve y seguirá una semana más en la zona de descenso a Tercera. Los azulinos no tuvieron fortuna en los últimos metros. 

el 08 ene 2012 / 20:35 h.

El Écija no encontró su sitio sobre el césped de San Pablo donde cayó derrotado ante el Cacereño por 0-2. El equipo sevillano acabó el encuentro con nueve por las expulsiones de Iván Moya, al cuarto de hora de partido, y de Ramón. 

El Cacereño estuvo mejor posicionado desde el inicio del encuentro, si bien es cierto que su dominio creció cuando los locales sufrieron la tempranera expulsión de Iván Moya que dejaba a su equipo en inferioridad con todo el encuentro por delante.

El partido comenzó con problemas para el Écija que no encontraba la forma de deshacer la fuerte presión ejercida por el equipo de Braojos, que se mostraba, además, mejor posicionado sobre el campo. La posesión del balón la tenía en los primeros compases el Cacereño que lo jugaba en mayor tiempo en el campo del conjunto local.

En el minuto 10 Pedro se lesiona de manera fortuita y se rompe el ritmo del partido, lo que aprovecha el Écija para hacerse de manera paulatina con el control del balón y del juego.

Pero lo que sí iba a cambiar el devenir del encuentro fue la jugada de la expulsión. Al cuarto de hora del encuentro, Iván Moya es expulsado por entender que el jugador local hizo falta a Pedro, sin disputar el balón.

Hasta que se cumplió la media hora de partido, el Cacereño aprovechando su superioridad numérica, dominó territorialmente, pero el partido, aunque disputado, no mostraba síntomas de calidad, pues ninguno de los dos equipos era capaz de originar ocasiones de verdadero peligro de gol.

A falta de ello, el equipo sevillano empezó a poner fuerza en sus acciones y a empujar al equipo visitante a su parcela. Pero la lógica por lo visto hasta entonces, se iba a imponer, y el conjunto visitante al contragolpe llega al área del écija por medio de Jaraiz que se planta ante Ramón, éste le gana el mano a mano, pero el rechace llega a Mena que aprovecha para marcar el primer gol del partido cuando se cumplía el minuto 39.

El gol dejó muy tocado al Écija que se mostró impotente para alcanzar la zona del área del Cacereño, algo que sí logró el conjunto visitante que en la última jugada de la primera mitad dispuso de una nueva ocasión en un excelente disparo de Mena que evita Ramón en una excelente intervención.

Tras el descanso, el cuadro sevillano salió al terreno de juego de manera muy distinta, sin dar nada por perdido y tratando de apurar todas sus opciones antes de que finalizara el choque. La motivación de los locales fue excelente en este inicio de la segunda mitad y sus llegadas al portal con más peligro que en toda el primer tiempo.

Pero el Cacereño volvió a mostrar su superioridad leyendo el partido muy bien y llegando con mucho peligro a la meta de Ramón. Así iba a llegar el segundo tanto para los visitantes, el de la sentencia, en un contragolpe perfecto cuando se cumplía el minuto 53, Mena asiste a Santi Villa que marca el segundo gol.

Con el 0-2 el Écija se hundió por completo y, para colmo de males, Ramón era expulsado en el minuto 59 por falta del guardameta a Mena, por lo que el conjunto local se quedaba con nueve jugadores. A partir de ahí, el Cacereño jugó su pachanga esperando el final del partido.

Ficha técnica:

Écija: Ramón, Fali, Alejo, Carrasco, Menéndez, Iván Moya, Abel Segovia, Requena (Juan Pablo m.60), Honorio (Mancilla m.61), Migue (Carlos Valverde m.54), Ortiz.

Cacereño: René, Palero (Israel Jerez m.65), Tomás, Mario Carrizosa, Dieguito, Lolo, Curro, Jaraiz, Álex (Elías m.81), Pedro (Mena m.13), Santi Villa.

Árbitro: Pérez Peraza (Tinerfeño). Mostró tarjetas amarillas a los locales Alejo, Abel Segovia, Ortiz, Carrasco. Expulsó con roja directa a Iván Moya en el minuto 15 y a Ramón en el minuto 59. Amonestó al visitante Palero.

Goles: 0-1, m.39: Mena. 0-2, m.53: Santi Villa.

Incidencias: San Pablo. 900 espectadores.  

  • 1