lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Al interventor no le salen las cuentas y alerta de un nuevo desfase por Fibes

El Ayuntamiento presenta de urgencia el plan financiero que le exigió Intervención.

el 27 dic 2013 / 09:59 h.

TAGS:

FIBESNo le salen las cuentas. El interventor no casa con el mensaje delGobierno municipal de tener unas cuentas saneadas e insiste en la necesidad, no ya de uno, sino de dos planes de saneamiento para equilibrar: uno, ya conocido desde septiembre, para solventar el desfase presupuestario de 2012 y un segundo, de nueva concepción y que se propone para paliar el nuevo escenario económico en el que se encontrará el Ayuntamiento cuando ponga en marcha la nueva sociedad (Contursa) y se haga cargo en su totalidad del Palacio de Congresos (Fibes), con sus beneficios pero también con sus rémoras. Es lo que tiene la Ley de Estabilidad Presupuestaria: si uno se desvía del camino marcado hasta 2022, Intervención está obligada a encauzar la senda. Eso es lo que hizo en septiembre, cuando avisó de un déficit de 13,7 millones de 2012 que el interventor quería resolver antes del 31 de octubre con un plan económico-financiero.El Ayuntamiento alegó de primeras que tal desfase se generó por “causas excepcionales” y pasó página. Dos meses después de expirar el plazo, presentará al Pleno el plan que, lejos de recurrir a medidas excepcionales, se limitará a recordar las ejecutadas en el Plan de Ajuste a lo largo de 2013. Desde la subida tributaria y de tasas hasta la labor de inspección pasando por la reducción de costes en materia de personal son suficientes, a juicio del Gobierno local, para paliar ese déficit arrastrado de 2012. De hecho, el plan que someterá hoy a votación el Gobierno local es considerado un formalismo que hay que cumplir. Pero no es baladí para el portavoz del PSOE, Juan Espadas, que ha constatado que el expediente del plan “se ha hecho mal y a toda prisa”. No en vano, el expediente se abrió el mismo día que se presentó el plan, el 26 de diciembre, y sin el sello del Interventor, que debe validar el plan al igual que la Junta de Andalucía. En la documentación, el Ayuntamiento fundamenta los ahorros obtenidos en los informes trimestrales que la Intervención realiza para el Ministerio de Hacienda, en el que indica el cumplimiento del Plan de Ajuste. Sin embargo, una cosa son los informes y otra la percepción del interventor, José Miguel Braojos, que pese al paso de los meses todavía sigue a la espera de la puesta en marcha de un plan específico de saneamiento en paralelo al Plan de Ajuste para paliar el desajuste de 2012. Así lo hace constar en su informe sobre el proyecto de presupuestos para 2014, en el que expresa su reparo. “El presupuesto no contempla el Plan económico financiero derivado de la liquidación del presupuesto 2012, que deberá haberse aprobado en los plazos establecidos”, manifiestos. En este informe, además, pone sobre aviso al Ayuntamiento con la creación de la nueva sociedad municipal que gestionará Fibes a partir de 2014 y que asumirá su carga financiera. Así, aclara que la culminación de los procesos de liquidación de sociedades mercantiles o el proceso de entrega de la nueva sociedad del palacio de congresos “conllevará la asunción por parte del Ayuntamiento de nuevo endeudamiento”. El interventor insiste en que en la memoria de presupuestos “no se analizan las consecuencias de la integración de estos préstamos”. Por ello, propone, en previsión de lo que se le puede venir encima a las cuentas municipales, la realización de “un plan económico-financiero aprobado por el Pleno por el que se disminuya el endeudamiento a los niveles exigidos” y en un plazo de tres años. Lo explica en un informe en el que avanza que el Consistorio prevé cerrará el año con una deuda viva de 494 millones, a la par que critica la escasa documentación para emitir juicio sobre los presupuestos municipales para 2014. Esa inconcreción y falta de documentación también fue cuestionada por Espadas, que tildó de “chapuza” la maniobra de la delegada de Hacienda, AsunciónFley. “Tener mayoría absoluta y 20 concejales no le permite cometer esos abusos”, señaló, sin olvidar que la entrada de Contursa puede suponer “un desajuste en los presupuestos mayor” que debería tener en cuenta el Gobierno.

  • 1