Local

Al menos 18 muertos en un atentado contra tres núcleos comerciales delhíes

Tres de los principales y más concurridos núcleos comerciales y de ocio de la capital india fueron objeto ayer de un atentado múltiple que se cobró la vida de al menos 18 personas y causó decenas de heridos, informó el ministro del Interior, Shivraj Patil. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 11:43 h.

TAGS:

Tres de los principales y más concurridos núcleos comerciales y de ocio de la capital india fueron objeto ayer de un atentado múltiple que se cobró la vida de al menos 18 personas y causó decenas de heridos, informó el ministro del Interior, Shivraj Patil.

"Es un acto ruin de aquellos que no quieren que vivamos en paz", dijo Patil, citado por las agencias indias, y prometió que los culpables serán castigados.

El portavoz policial Rajan Bhagat declaró a Efe que se registraron un total de cinco explosiones, en las que al menos 50 personas resultaron heridas, cifra que las agencias indias elevan a entre 70 y 100.

Las explosiones comenzaron a las 18.15 hora local (12.45 GMT) y se sucedieron por espacio de unos 40 minutos, un tipo de atentado que ya han sufrido este año otras grandes urbes indias como la turística Jaipur, la tecnológica Bangalore o la ciudad de Hyderabad.

El primer estallido ocurrió en el mercado Ghaffar, especializado en teléfonos móviles, en el barrio de Karol Bagh del norte capitalino.

Los primeros resultados de la investigación indican que el artefacto estaba colocado debajo de un "rickshaw", el popular triciclo motorizado indio, que se elevó por los aires y se enganchó con el cableado eléctrico, lo que hizo más mortífera la explosión.

Al menos siete personas fallecieron y veinte resultaron heridas en Karol Bagh, según la agencia IANS.

Entre los heridos estaba el conductor del triciclo, que perdió las dos piernas, de acuerdo con la agencia PTI.

"El rickshaw voló por los aires por el impacto de la explosión y vi cuerpos volando en todas las direcciones", describió Roshan Lal, un testigo en el mercado Ghaffar, a la IANS.

Las siguientes explosiones se registraron en la zona céntrica de Connaught Place, el corazón de Nueva Delhi construido en época del Imperio Británico.

Las bombas, al parecer colocadas en papeleras, estallaron en la zona ajardinada que es el núcleo del barrio radial de Connaught Place -donde al menos 20 personas resultaron heridas- y a la entrada de una estación de metro en la calle Barakhamba, donde murieron dos personas, según una fuente policial.

"Uno de los muertos era un sadhu (asceta hindú) y el otro una mujer", aseguró a la IANS el testigo Pranjal Baruah.

Las últimas explosiones tuvieron lugar en otro mercado de la barriada popular de Greater Kailash-I, en el sur de la ciudad.

Una de las bombas estaba colocada frente a una tienda y causó destrozos en varios comercios.

"Estaba de compras con mi marido cuando oímos la explosión y vimos una luz muy intensa. Al principio, pensamos que se trataba de una bombona de gas, pero después, cuando la gente se dio cuenta de que era una bomba, cundió el pánico" en el mercado, describió la delhí Meena Rastogi.

Los heridos fueron trasladados a varios hospitales capitalinos mientras la Policía evacuaba las zonas atacadas.

Otros mercados también optaron por cerrar sus puertas, como el popular Sarojini Nagar, que ya en el pasado sufrió un atentado.

"Como todas las bombas estaban en mercados concurridos, hemos pedido a la gente que los evacúe y se quede en casa como medida de precaución", dijo a PTI el oficial policial Y.S. Dadwal.

La Policía halló, además, dos bombas sin explotar en una papelera cerca de un cine de Connaught Place y en las proximidades de la Puerta de la India, uno de los monumentos delhíes más emblemáticos ubicado en la zona céntrica que acoge las principales instituciones oficiales.

Según PTI, el grupo Indian Muyahidin se atribuyó la autoría del atentado con el envío de un correo electrónico, igual que ha hecho con los últimos ataques registrados este año en distintas ciudades indias.

La Policía considera que el Indian Muyahidín es una nueva denominación del proscrito grupo terrorista SIMI.

Tanto el primer ministro indio, Manmohan Singh, como la presidenta del gubernamental Partido del Congreso, Sonia Gandhi, la jefa del Estado, Pratibha Patil, y la alcaldesa de Delhi, Aarti Mehra, condenaron el atentado e hicieron llamamientos a la calma ciudadana.

Los terroristas "no pueden matar el espíritu de la ciudadanía", aseveró Mehra, entrevistada por la cadena de televisión delhí NDTV.

Nueva Delhi ha sufrido varios atentados en los últimos años, el más sangriento el 29 de octubre de 2005, cuando murieron unas 50 personas al estallar tres bombas en zonas comerciales como Sarojini Nagar.

Tras el atentado de hoy, el Ministerio del Interior pidió a todos los estados indios que aumenten las medidas de seguridad y las tres regiones que circundan Delhi elevaron su nivel de alerta.

  • 1