lunes, 22 abril 2019
03:45
, última actualización
Local

Al rescate de viajeros hasta en Banjul

Normalidad dentro de la gravedad. Contrarreloj para reubicar al pasaje de Spanair, previo pago de tarifa rescate. Y la competencia pesca en río revuelto

el 28 ene 2012 / 22:03 h.

TAGS:

Una familia se interesaba ayer en el aeropuerto de Bilbao por los vuelos cancelados y las alternativas.

La de ayer fue una jornada de desesperación entre los viajeros de la aerolínea Spanair, que el viernes se quedó definitivamente en tierra -sin volar más- tras su asfixia financiera. Al menos una tercera parte de los clientes fue rescatada por otras compañías, que ofrecieron tarifas especiales, unas compañías que ganarán en este río revuelto porque tratarán de captar, cuanto antes mejor, la tarta de las conexiones aéreas que deja libre Spanair.

"Es indignante que la compañía no dé ninguna explicación ni solucione el problema de los viajeros". Aeropuerto madrileño de Barajas. Una de las afectadas que debía viajar a Bilbao, Maitane, se enteró del cierre de esa aerolínea "gracias a la radio". Y la única solución que ofreció la empresa era reclamar y buscar otros vuelos en las "tarifas rescates" ofertadas por la competencia.

Para Maitane era extraño que la aerolínea "no hubiera avisado" y que continuara vendiendo sus billetes "hasta ayer (por el pasado viernes) al mediodía". "Me parece bastante indignante porque ahora nadie esta dando respuestas a si se nos va a devolver el dinero de nuestros vuelos cancelados y a pagar vuelos alternativos de otras compañías".

Otro pasajero tenía contratado un viaje de vuelta a Canarias. Miguel relató que Spanair le envió un mensaje a las 2 de la madrugada informando de que su vuelo "estaba cancelado". "Nos dijeron que teníamos que ir a otras compañías con las que tienen convenio (...) y pagarnos nosotros el billete". Miguel comentó que le parecía mal el cierre repentino aunque opinó que no lo habrán hecho adrede.

Un viajero que llegó a Madrid desde Ciudad Real para ir a Gran Canaria, Rafael Contreras, afirmó que ni siquiera le habían avisado por el correo electrónico. "Tendré que buscarme otra compañía y pagar un billete".

Pese al cese de operaciones de Spanair, el aeropuerto de Madrid Barajas funcionaba ayer con normalidad, según confirmaron a Europa Press fuentes de la sociedad pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

A cierre de la edición de este periódico, 8.034 clientes de Spanair habían canjeado sus billetes con Iberia, Vueling, Air Europa y Lufthansa para poder volar en los próximos tres días.

Un portavoz de AENA indicó que puede que haya clientes que hayan optado por volar con otras aerolíneas distintas a las cuatro citadas. Sólo en el fin de semana se cifraba en 23.000 las personas que se iban a quedar en tierra. Y si desesperados estaban en los aeropuertos españoles, peor estaban quienes habían viajado al exterior. Así, el Ministerio de Fomento informó de que Vueling trasladaría a Barcelona a pasajeros varados en Banjul (Gambia) e Iberia indicó que lo haría con los de Bamako (Mali). En total, 367.

El contraste, el aeródromo Sevilla-San Pablo, donde sólo había prevista una salida a Barcelona y una llegada -y ésta no se llegó a producir-, pero con la mayoría del pasaje reubicado. El aeropuerto facilitó a los usuarios ordenadores para poder comprar otros billetes por internet.

Mientras, la competencia está tomando posiciones para asumir conexiones aéreas, es decir, para captar más mercado.

  • 1